Loading

wait a moment

TENOSIQUE AMPLÍA LA CAPACIDAD DE SUS SERVICIOS DE SALUD CON APOYO DE ACNUR Y DE OPS/OMS

Ante la pandemia por COVID-19, ACNUR ha donado equipo de protección personal, así como tres ambulancias para beneficiar la salud de la población local.

En apoyo a las comunidades de acogida, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), con el acompañamiento de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), contribuye al desarrollo de capacidades de los servicios de salud de Tenosique, Tabasco, con la donación de tres ambulancias a la Secretaría de Salud estatal, para que sean utilizadas por el Hospital Comunitario de Tenosique y así brindar mejor atención a la población local, incluidas las personas refugiadas y solicitantes de asilo.

La donación que se entregó en una ceremonia en Tenosique representa una inversión de casi cinco millones de pesos en apoyo al sector salud, así como a la comunidad. Esta donación de ACNUR se suma a una serie de proyectos de inversión comunitaria realizados en los últimos meses a este municipio, cuya población se ha beneficiado con paquetes con útiles escolares, equipo de protección personal en albergues y centros de salud y apoyos para extender la capacidad de atención en el centro de salud.

El estado de Tabasco, y particularmente el municipio de Tenosique, recibe números significativos de personas refugiadas y solicitantes de asilo, quienes residen en la comunidad durante y después de su procedimiento ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR). El acceso a los servicios públicos de salud es muy importante para este grupo, al mismo tiempo que es una prioridad para toda la población, todavía más apremiante a partir de la pandemia por Covid-19.

La donación de las tres ambulancias se realiza en reconocimiento a la solidaridad expresada por la población de Tabasco y la comunidad de Tenosique para acoger a esas personas y darles la oportunidad de reconstruir sus vidas.

Tabasco es uno de los principales estados receptores de solicitudes de asilo en México. Solamente entre enero y mayo de 2021, 41,195 personas solicitaron la condición de refugiado ante la COMAR, 3,501 de ellas iniciaron su proceso en Tabasco.

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, reiteró el interés de trabajar con los tres niveles de gobierno y las organizaciones internacionales para responder al sueño de la humanidad, “de un mundo donde no haya desigualdad, no haya olvidados y no haya necesidad de salir del país de origen para ir a ganarse la vida a otros lados”.

Dijo que se tiene la obligación como Estado y como municipio de ir generando mejores condiciones para que haya atención, salud y educación a favor de los migrantes y refugiados, “que haya plena integración con la sociedad en los municipios donde hayan decidido asentarse”.

El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México, Peter Grohmann, enfatizó sobre la necesidad de encontrar soluciones para el desarrollo integral en el norte de Centroamérica y el sur de México para atender los factores por las que las personas tienen que migrar y huir de sus países para buscar protección internacional. 

“Estamos involucrados en varias iniciativas, inclusive el Plan de Desarrollo Integral para el norte de Centroamérica y el sur de México y también en el programa MIRPS que está más enfocado en las personas que están buscando asilo y que necesitan protección, pero también con un enfoque de desarrollo y, creo que en Tenosique se hace realidad, la integración de la población tanto migrante como refugiada”, agregó.

El representante de ACNUR en México, Mark Manly, recordó que, a partir de la reforma a la Ley General de Salud y la creación del INSABI, se ha establecido que los servicios públicos de salud y medicamentos gratuitos sean accesibles para “todas las personas en el territorio”, sin importar nacionalidad o estatus migratorio, lo que ha facilitado el acceso a la salud para población solicitante de asilo y refugiada, que en el sur de México utiliza los mismos servicios públicos que la población local que no cuenta con seguridad social.

“Con la donación de tres ambulancias respondemos a una necesidad identificada incluso antes de la pandemia por las autoridades de salud. Algunos servicios especializados no existen en Tenosique y se hace necesario el traslado de las personas a Villahermosa. Esta donación beneficiará a todas las personas de la comunidad”, indicó Manly.

Cristian Morales, representante de OPS/OMS en México, añadió que la donación viene a reforzar las capacidades de Tabasco para la atención en redes integradas de servicios de salud basadas en atención primaria de salud (RISS/APS), que se encaminan hacia un sistema de salud universal que responda a las necesidades de la persona, su familia y su comunidad, lo cual incluye a las personas refugiadas y solicitantes de asilo. Un sistema resiliente capaz de responder a la COVID-19 y a otros brotes epidémicos; sin dejar a nadie atrás.

“La transformación del sistema de salud mexicano es un paso a la modernidad y la inclusión, y es también un avance hacia la expresión concreta del derecho a la salud para todas las personas”, subrayó.

Raúl Gustavo Gutiérrez Cortés, presidente municipal de Tenosique, agradeció la donación de las ambulancias y el desempeño de ACNUR en salvaguardar los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, así como el apoyo a la población tenosiquense.

Desde 2015 cuando ACNUR abrió su oficina en Tenosique, se han implementado varios proyectos de coexistencia pacífica que benefician tanto la población refugiada como la población local. A partir de 2020, se ha dado prioridad a apoyos de los sectores de salud y educación, como la donación de equipo de protección personal para profesionales de la salud, donación de paquetes de útiles escolares, la instalación de aulas de cómputo en escuelas solidarias, así como de unidades móviles en el centro de salud para incrementar su capacidad de atención médica.