Se va despejando el camino en Toluca

Por Javier Mtz. Ferrusca
 
Luego de ver el Segundo Informe de Martha Hilda González Calderón -en donde los dos temas ausentes de su mensaje fueron la seguridad y el estado de las finanzas públicas-, habrá que ver quiénes son los valientes que permanecen en la lucha por la presidencia municipal para sucederla. La situación no es fácil pero el camino se va despejando poco a poco, cada vez son menos los que quieren y más los que se afianzan a sus posibilidades.
Dos de ellos principalmente han dejado ver en las últimas semanas la fortaleza de su trabajo, han realizado sendos eventos en donde han congregado miles de personas, mostrando el músculo político y el arraigo entre la militancia y la sociedad priísta; Braulio Álvarez Jasso, secretario del Ayuntamiento de Toluca y Enrique Mendoza Velázquez, diputado local.
El secretario de Ayuntamiento realizó hace una semanas un festejo de cumpleaños que muchos políticos de primer nivel quisieran, al mismo asistieron más de dos mil personas, pero hay quienes aseguran que pudieron haber asistido hasta 10 mil ciudadanos entre políticos, militantes y ciudadanos.
Por su parte Enrique Mendoza acaba de realizar su informe legislativo en el Parque Alameda 2000 el pasado fin de semana y contó con una asistencia de 4 mil personas, clase política y ex presidentes municipales, además de mucha gente que se aglutina a través de los Encuentros de Movimientos Vecinales.
Por lo tanto, si el PRI quiere gente cercana a La Mayoría Silenciosa seguro tiene que ver en  estos dos personajes la posibilidad de retener la alcaldía a Toluca, tomando en consideración quién le representa menos negativos y viendo quién tiene más cercanía y posicionamiento ante la población.
Sin duda la pregunta es en donde quedan  los otros aspirantes. De Fernando Zamora se sabe que si el gobernador no le encuentra un lugar en su equipo, tiene todas las posibilidades se ser alcalde, pero suplente, tomando en consideración que ya está más que pagado; como se recordará ya fue líder de la CNOP, del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, diputado federal y local. Por eso muchos piensan que ahora le toca sacrificio.
Por su parte, Guillermo Legorreta tiene posibilidades de ser diputado federal, al igual que Laura Mitzi Barrientos Cano quien pelea también la sindicatura con Alejandro Carmona Prantl (Esto en caso de que Martha Hilda no sea llamada a competir en el PRI, porque ella no quiere, así lo ha dicho a los cuatro vientos). A Tania Hurtado la ven en una diputación local. Pero hay otra joven promesa en la persona de Jesús Díaz, actual secretario del Comité Municipal del PRI, quien en el pasado festejo de las fiestas patrias se llevó una ovación que sorprendió a propios y extraños.
Hay más aspirantes que tienen posibilidades de ganar candidaturas, pero dependen del apoyo de gente con mayor peso político, no han labrado su propio camino y están a la espera de que sus relaciones públicas les ayuden en sus aspiraciones políticas.

Concertación Ciudadana
Manuel Espino es dirigente nacional  del PAN está haciendo una labor titánica para desmembrar a los azules y poco a poco ha logrado sumar cuadros que acostumbra a pelear los votos a ras de tierra. Lo que no sabe es que esa estrategia ya fue usada por Enrique Peña con René Arce y Víctor Hugo Círigo, a quienes les prometió un partido a cambio de desmembrar a la izquierda y hasta el momento siguen esperando el pago.
Sin embargo, ya casi tiene asegurado un arreglo en Movimiento Ciudadano para utilizar estás siglas y así lanzar a sus candidatos por esa vía; para empezar dicen que ya tiene en su bolsa al ex alcalde de Metepec Salvador Robles. Veremos como lo recibe La Mayoría Silenciosas después de su pobre actuar en la localidad.