Loading

wait a moment

Se compromete Yolanda Ballesteros Sentíes a brindar atención adecuada y oportuna a casos de violencia de género

*El género debe comprenderse como un modo de ser, de estar y de comprender al mundo

*Fomentar la cultura de la denuncia se basa en generar la confianza de atención inmediata.

Toluca, México, 31 de marzo de 2021. La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) debe vivir cotidianamente una fuerte y arraigada cultura de respeto al otro, y en el caso que alguna persona perteneciente a cualquier sector de la comunidad (alumnado, personal docente o administrativo) se sienta violentada o agraviada en su integridad física, moral, económica o psicológica , debe tener la certeza de que su denuncia será tratada oportuna y adecuadamente, expresó Yolanda Ballesteros Sentíes, primera mujer aspirante a Rectora de la máxima casa de estudios mexiquense.

Al abordar el tema de la perspectiva de género, declaró que la UAEMex deberá ser un espacio de pensamiento, de aprendizaje y de reflexión, del que se pretende surjan nuevas iniciativas que refuercen la igualdad; un modelo universitario pleno de inclusión que brinde herramientas transformadoras, y que incidan en las estructuras sociales, económicas y culturales; un ejemplo de la batalla contra las brechas, los techos de cristal y los suelos pegajosos para el potencial de las universitarias y de todas las mujeres en sí. Además de su convicción y compromiso, anunció que nuestra institución deberá ser un espacio laboral de respeto, certeza, y oportunidades, basado en el principio de equidad entre mujeres y hombres, una casa del conocimiento libre de violencia para todas y todos.

Explicó que para abordar el tema de género, se debe ir mucho más allá de la pose circunstancial para ganar simpatías; más bien debe profundizarse realmente, y con el apoyo de auténticos especialistas en la materia, reconocer y modificar las circunstancias actuales con propuestas pertinentes basadas en la empatía y el conocimiento.

Hoy por hoy, dijo, la comunidad universitaria exige una postura firme y fundamentada en la comprensión de que, en la institución es urgente una convivencia paritaria y respetuosa, en la que no haya cabida para la mínima actitud ofensiva o violenta, pero, sobre todo, donde todas las personas tengan la seguridad de que sus denuncias serán atendidas.

Aclaró que los casos que por desgracia ya se han presentado en la UAEMex y que representan un lamentable precedente en la Universidad, deben retomarse si es que no se han resuelto, y las personas afectadas deben ser protegidas y tener la certeza de que su institución responderá acompañándolas adecuadamente, explicó.

En la UAEMex debe prevalecer la cultura del respeto y para ello se requiere frenar cualquier manifestación de acoso, situación que, en muchos casos, lamentablemente han vivido en mayor o menor medida una buena parte las mujeres universitarias en algún momento de su vida en la institución o fuera de ella, y que probablemente no han denunciado por temor o simplemente porque normalizan situaciones que sin embargo son incorrectas y las ponen en desventaja.

En su administración, dijo, habrá una estrategia transversal para fomentar la cultura de la igualdad, y particularmente en materia de género, habrá cero tolerancias ante cualquier comportamiento que pueda vulnerar la integridad física, mental o moral de las universitarias o universitarios de cualquiera de los sectores de la comunidad.

Durante su gestión, aseguró, los casos que se presenten deberán atenderse con prontitud y diligencia en un área de atención para universitarios y universitarias de cada espacio académico, que contará con especialistas universitarios quienes tendrán la tarea de acompañar a las personas que hayan sido vulneradas, para canalizarlas inmediatamente no sólo para recibir asesoría y acompañamiento legal, sino también atención médica o psicológica según sea el caso, concluyó.