QUECOSAHEDRO

Por Lidia Rita Bonilla Delgado

Regidurías  botín que pelean la cúpula local panista,

Con el estigma de “perdedor”  el Partido Acción Nacional (PAN) cuenta en su seno,  en el ámbito municipal,  con sus propios “Judas” quienes por 30 monedas se venden al mejor postor, obviamente al partido preponderante,  operando con la consigna de desintegrar o cuando menos  dividir  la  escueta estructura con la que cuenta, si es que tiene alguna.

Desde el 2001, el blanquiazul se ha visto diezmado por sus propios cuadros “preponderantes” verbigracia  Silvia Cacho y Tino Lee quienes han obtenido pingues  ganancias jugando a la “oposición”,  siendo parte de una maquiavélica estructura  que más que jugar a ganar, juegan a perder para llevarse el botín de las primeras regidurías.

quecosahedro

Cabe recordar que en esta época  el  aún munícipe  Sergio Carrillo  pretendió tapar el paso a Genaro de la Portilla auspiciando desde la alcaldía las candidaturas de oposición tanto del PAN como del PRD, utilizando para ello a Zeferino Lee y Alberto Saucedo, quienes no pudieron detener al “gordo” que amarrado con Yarrington enarbolo el triunfo tricolor,  generando una comedia donde encadenada en la plaza la Aviadora y eterna perdedora del PAN recibía a hurtadillas los bolillos del PRI vía Agustina Cruz, (literal, fuimos en su momento testigas de, que durante el plantón que duro varios días en la explanada del quiosco municipal, por la noche cajas con pan  llegaban de manos de la maestra, a Silvia Cacho que protestaba argumentando fraude, pero que le propicio buenas ganancias provocando incluso el repudio de sus correligionarios decepcionados”.

Lo anterior vino a mi memoria a la sazón de un encuentro fortuito, con Aurora Mata, al coincidir en la estética Luna Bella, donde recordamos sus días de fiel seguidora de la “ex encadenada”, quien presidiera  en su momento  el comité municipal blanquiazul y  a quien le dio por acabar con la estructura, amén de correr  a numeroso grupo de adherentes, entre ellas nuestra amiga,  argumentando que habían violado las cerraduras y robado la oficina albista. Estructura que por cierto no se ha recuperado pese a las diferentes contiendas que se han sucedido cada año y medio, ya sea locales o federales. Mi amiga, ahora consuegra del concesionario de la franquicia petista, ya se retiró, asegura  de la “grilla” y espera pronto ser Abuela.

Regresando a lo nuestro,  vemos, sentimos,  que hoy el PAN sigue inmerso en ese mismo contexto de traición a pesar de las buenas intenciones de su hoy dirigente Nicolás Álvarez Betancourt, ya que los “destacados” pelean su cuota de poder vía regidurías, argumentando un trabajo que no se ve reflejado en los números, pues nunca en su historia, el Pan en Altamira ha ganado la alcaldía; y menos a significado una oposición al poder o han sido el fiel de la balanza para moderar el autoritarismo, sino que  se convierten  las y los regidores en simples mercenarios defendiendo sus prebendas y privilegios a costa del interés de los representados. En  cuanto a las diputaciones federales, que se han logrado, hay que tener claro, sido sin lugar a duda  son el resultado del efecto cascada  que se ha dado con los candidatos a presidente de la Republica, primero con Felipe Calderón, después con Josefina Vázquez, así que no pueden cantar albricias porque el PAN no solo en  Altamira,  sino en Tamaulipas es un partido perdedor.

En este contexto, si el Senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien asegura quiere ser gobernador, tendrá que tener mucho cuidado al seleccionar a sus colaboradores y representantes de campaña y candidatos a los diferentes cargos, aquí le consignamos una  lista tentativa de los judas azules y cartuchos quemados que acechan para traicionar al organismo político y a sus abanderados. Tino Lee, Abraham Romero,   Silvia Cacho,  Cristian Pérez,  Samuel, Isaac…etc.