Presidente Municipal de Zinacantepec se burla de la pobreza y adquiere una mansión de mas de tres millones de pesos

*Gustavo Vargas Cruz dice ganar 65 mil mensuales y vivir modestamente.

*Autos de lujo y fiestas privadas son su hobby.

*La ciudadanía está cansada ya de los abusos de poder de este edil.

Con información de Karina MARTÍNEZ GARCÍA. (corresponsal)

Licenciado José Gustavo Vargas CruzZinacantepec, Edo. De México. Marzo 15 de 2012.- Grave situación es la que viven los habitantes en el municipio de Zinacantepec, desde el inicio de su gestión han sido víctimas de la ignorancia del alcalde con “nombre de ladrón”, cuando los engañó con minimizar los estragos alarmantes en los que se encuentran los servicios públicos en esta demarcación municipal en el Estado de México.

La degradante situación no es la primera ni mucho menos la última de varias quejas e incumplimientos de un sospechoso José Gustavo Vargas Cruz, alcalde mentiroso, ladrón y corrupto que gusta deambular en carros lujosos riéndose de la sensibilidad de un pueblo humilde, que solo tiene que aguantar los insultos y continuar en la extrema marginación, pobreza y rezagos alarmantes.

Lamentablemente el inepto alcalde no mide consecuencias y seguramente está sentado esperando que sus descuidos generen victimas ante su irresponsabilidad.

La actitud nauseabunda ha marginado y corrompido los recursos del propio Ayuntamiento de Zinacantepec, por que no se ven claras las acciones en el rubro educativo y social, ¿Se está robando el dinero el “licenciado”?

En Zinacantepec el edil Vargas Cruz, no justifica lo que gana, ni mucho menos demuestra cuáles son sus ingresos reales conforme a ley.

Y para muestra un botoncito, imagínese usted amable lector como el será el botonzote, dice ganar 65 mil pesos mensuales, y adquiere una casa con valor superior a los tres millones de pesos, o de plano es muy eficaz en la administración de las finanzas personales o quiere verles la cara a quienes votaron por el y pensaron que iban a tener una autoridad que los sacara del atraso, no que les sacara su dinero.

Desde que inició su trienio ha sido involucrado en una serie de negocios riesgosos, oscuros y llenos de contubernio. Es momento en que los zinacantepenses deben llamarlo a cuentas.