Loading

wait a moment

Jóvenes de Querétaro promueven juegos mexicanos infantiles clásicos para fortalecer salud emocional afectada por el Covid-19.

“Las y los jóvenes promovemos entre nosotros, así como entre niños y niñas retomar los juegos mexicanos e internacionales infantiles clásicos para fortalecer la salud emocional que ha sido afectada por la pandemia del Covid- 19, así como fortalecer las tradiciones mexicanas a través de los juegos que fortalecen los valores y las relaciones humanas saludables”. Así coincidieron jóvenes universitarios, así como de las organizaciones SOS Discriminación Internacional Querétaro y el Observatorio Juvenil Querétaro (OJQ) durante las actividades de voluntariado que realizan los fines de semana de forma virtual desde el inicio de la pandemia (y por esta única ocasión de forma presencial con las medidas preventivas y de cuidado sanitarias) como parte del programa de servicio social y voluntariado denominado: “Formación de Liderazgo Incluyente Local e Internacional – SOS Discriminación”, en el marco del “Día Mundial del Yoyo”.

En ese sentido, Andrés Arturo Trujillo Rodríguez, Ángel Omar Montiel Ibarra, Beatriz Nava Jiménez,  estudiantes del Instituto Tecnológico Nacional de México, Campus Querétaro (ITQ) y Astrid Hernández Campos de la Universidad de Londres, Campus Querétaro destacaron que los juegos clásicos mexicanos como la lotería mexicana, iUno, dos, tres, calabaza!, el resorte, el avión, ponerle la cola al burro, entre otros. Además de contribuir a mejorar la salud emocional, también ayudan al desarrollo de valores como la solidaridad, la inclusión, la socio afectividad, el liderazgo, el trabajo en equipo y la inteligencia emocional que permite la construcción de personalidades positivas, creativas, con carácter, voluntad y éxito en la resolución de problemas.

“Por ejemplo, el juego del ´Yoyo´ ayuda a aliviar el estrés, fomenta la concentración y la coordinación. Además, no requiere de wifi o conexiones eléctricas para jugar y puedes llevarlo en un bolsillo a donde vayas. Solo debes poseer cierta práctica y habilidad para deslizarlo sobre la cuerda sin parar. Mientras que el juego iUno, dos, tres, calabaza!  busca desarrollar una conciencia sobre la importancia de las reglas y normas a través de una práctica divertida, además de favorecer la creatividad y el desarrollo de estrategias en el juego. Por ello, consiste en que todas las personas participantes avancen lo más posible, mientras el que la hace de ´calabaza´ cuenta hasta 3 y dice: iUno, dos, tres, calabaza! pero eso sí, todos y todas deben quedar inmóviles antes de que ´el calabaza´ termine de decir su frase y voltee a sorprender al jugador que esté moviéndose”. Explicaron las y los estudiantes del ITQ, así como de la Universidad de Londres, Campus Querétaro.

En el mismo sentido, Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro, reconoció a las y los jóvenes por su espíritu solidario, sensibilidad e iniciativa para aprender a cuidar la salud emocional, a través de la promoción y práctica de los juegos mexicanos e internacionales clásicos infantiles para que las nuevas generaciones puedan conectarse  con su niño interior, además de fortalecer su crecimiento socio afectivo que fortalece la expresión de sentimientos, emociones y pensamientos; ayudando a nutrir su autoestima para lograr un equilibrio y control para favorecer el desarrollo de sí mismos, así como de las demás personas.

“Invitamos a todas las personas cuidar su salud emocional a través del rescate de los juegos mexicanos e internacionales infantiles clásicos en compañía de sus amistades, familiares y demás seres queridos pues de esa manera también se puede erradicar el estrés, así como crear vínculos afectivos sólidos que ayuden a superar el desánimo, la tristeza por a alegría y el trabajo en equipo para recuperar las ganas de vivir y de salir adelante en la vida”. Concluyeron los estudiantes en sus reflexiones finales, provenientes de la Universidad Autónoma de Querétaro; Universidad Politécnica de Querétaro; Instituto Tecnológico Nacional de México, Campus Querétaro; Universidad de Londres, Campus Querétaro; Universidad Cuauhtémoc Querétaro; Universidad Marista Querétaro, así como de las organizaciones SOS Discriminación Internacional Querétaro y del OJQ.

El programa de servicio social y voluntariado de SOS Discriminación Internacional Querétaro, denominado “Formación de Liderazgo Incluyente Local e Internacional – SOS Discriminación”, trabaja de forma voluntaria desde 2005, ha formado 15 generaciones de servicio social y voluntariado, en el que han participado más de 600 jóvenes, de los cuales más de 300 han viajado con los programas de becas de voluntariado internacional que promueve la organización antidiscriminatoria, con la finalidad de que las y los jóvenes conozcan el mundo ayudando, promuevan la paz, el respeto a la diversidad cultural, el cuidado de la salud emocional, así como de los derechos humanos para prevenir cualquier forma de discriminación y violencia.