IZQUIERDA SIN ALIANZAS EN EDOMEX

La-mayoria-silenciosa-(1)

Por Javier Mtz. Ferrusca

Luego de que el Pleno Ordinario del VII Consejo Estatal del Partido de la Revolución Democrática decidiera que no hará alianzas con el PAN ni con el PRI en la elección constitucional del 2015, tal parece que los partidos de izquierda tendrán que  ir solos a la competencia

Hasta donde se sabe, Movimiento Ciudadano piensa competir solo, su alianza ya la hizo con la ultraderecha que encabeza Manuel Espino y sus cuadros de Concertación Mexicana, misma que se cocinó en el Estado de México y el Distrito Federal pero impactará en todo el país.

MORENA de Andrés Manuel López Obrador no puede hacer alianzas por cuestiones legales, de tal manera que asistirán a las urnas con los militantes que tienen, sin embargo, Pedro Zenteno no se ve que tenga la fortaleza política para sacar adelante el proceso, toda la carga del registro del este nuevo partido recaerá en AMLO.

De esta manera, las únicas alianzas que se puede cocinar en el Estado de México son la del PRI con el PVEM o la de PRD con PT; pero de ninguna de las dos se tiene noticias claras. Ya que la ley electoral ahora permite alianzas pero evita que se trasladen votos para beneficio de un partido. Situación que ayudó al PRI en los últimos procesos electorales. Por ello, aunque ahora haya coalición entre dos partidos cada uno se queda con los votos que le asigne La Mayoría Silenciosa en las urnas.

Si el PRI se une al verde, no se puede denominar alianza, más bien los verdes le prestan el membrete a los tricolores para que lo usen como mejor les convenga, y de esta manera el PRI gana control legislativo y el PVEM  gana prerrogativas, sin importar que a veces tengan que ceder hasta al coordinador parlamentario.

La unión del PRD con el PT está casi muerta, porque los líderes de los partidos, Óscar González Yáñez, Héctor Bautista y Javier Salinas están tasando su apoyo muy caro, conociendo la urgencia que tiene los dos, se han dejado pedir más de los que merecen en muchos municipios.

Esto ha dificultado los acuerdos entre estos dos partidos, pero en caso de darse habría esperar los resultados, porque nunca dos debilidades han creado una fortaleza, y en el caso de estos dos partidos hay debilidad, el PRD tiene la urgencia de no caer en las urnas ante el hueco que le formó Obrador; el PT por su parte agotó las ganancias de la franquicia y la ha llevado a la quiebra.

Así las cosas, La Mayoría Silenciosa tendrá que decidir en las urnas a quién le entrega el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados local y los municipios en el Estado de México, la elección no va a ser fácil tomando en cuenta que todos como partidos políticos han fallado a la ciudadanía.

LAS ENCUESTAS

Dicen que la mejor encuesta la tiene el ciudadano, de ser así de nada le sirve a Evelin Osornio Jiménez, el sondeo que mandó hacer con el Centro de Planeación Estratégica y Prospectiva Política, en la cual se candidatea como diputada local para el distrito II de Toluca, ya que La Mayoría Silenciosa no la conoce ni sabe a qué se dedica.

Caso contrario habría que tomar en cuenta los aplausos que recibió Braulio Álvarez Jasso, secretario del Ayuntamiento durante el evento de reapertura de la Alameda Central, la ovación fue sonora y, dudo mucho que el juicio ciudadano se equivoque.

Inline
Inline