Unificación, orden y armonización para la CNC Veracruz

Por Fernando Hernández Flores

Cuando los ejidatarios tienen la oportunidad de elegir a sus autoridades, lo hacen de manera directa y a la vista de todos, por lo que si surgieron dos o tres planillas, se somete a votación levantando la mano y la planilla que tenga la simpatía de la mayoría es la ganadora. En otros casos, se distribuyen los cargos de manera democrática, la planilla que obtiene el primer lugar propone al comisariado ejidal y la que sigue al consejo de vigilancia. Lo esencial es distribuir el poder y llegar a un acuerdo entre todos, para el buen funcionamiento de ésta institución sólida que proviene desde la colectividad constituida.

Los comités particulares agrarios y los sindicatos campesinos que fundaron los líderes agraristas dieron origen a la Liga de Comunidades Agrarias del Estado de Veracruz en 1923; con la fundación de las Ligas Agrarias en los Estados del país se dio paso a la Liga Nacional Campesina, siendo electo en 1926 como Presidente del comité nacional de la LNC al veracruzano Úrsulo Galván Reyes. Siendo en agosto de 1938, cuando se consolida la Confederación Nacional Campesina y en el congreso nacional se elige a Graciano Sánchez Romo. En agosto del 2014, los cenecistas del país elegimos al Senador Manuel Humberto Cota Jiménez, un hombre de trabajo, lealtad y reformador, que ha unificado a los campesinos de la gloriosa CNC. Hace un año renuncio la dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias, la primer mujer en la historia agrarista veracruzana. Son tiempos de cambios y unidad para fortalecer al sector agrario.

El 28 de julio se festejará el 85 aniversario luctuoso del ícono del agrarismo veracruzano y nacional, reconocido en Moscu como en Cuba, por su noble tarea a favor de las trabajadoras y trabajadores del sector agropecuario, el líder de líderes Úrsulo Galván Reyes. Es motivo propicio para que cerremos filas, para que en la CNC de Veracruz se de la unificación entre todos, para que caminemos juntos y de manera ordenada, por la armonización de la Liga de Comunidades Agrarias, Sindicatos y Organizaciones Campesinas del Estado de Veracruz. Las trabajadoras y trabajadores del campo, así como los pueblos indígenas, las mujeres y los jóvenes del sector agrario necesitan de liderazgos fortalecidos que unan y no dividan, que transformen y no destruyan, que muevan y no desestabilicen, que propongan y coincidan para darle un nuevo rostro social a la CNC. Al igual que Fernando Casas Alemán, “Nuestra mística no debe ser de violencia sino inspirada en una actitud de concordia y enaltecida en el sentido vital de las democracias, sosteniendo para ello una lucha de principios en los que la fuerza sea substituida radicalmente por el derecho y por la razón”. El día de Úrsulo Galván es el día del nuevo agrarismo veracruzano.

Veracruz es pionero del agrarismo nacional, es pilar para la construcción del México rural moderno, próspero y eficaz; por lo que, debemos ir en sintonía con el Presidente del comité ejecutivo nacional de la CNC, Senador Manuel Humberto Cota Jiménez. El próximo presidente de la Liga de Comunidades Agrarias va ser un hombre de raíz y origen aliado de la CNC nacional, comprometido con la base social que son quienes dan sustento al agrarismo e institucional a los que dirigen el país y Veracruz, que son Enrique Peña Nieto y Javier Duarte de Ochoa. Es la hora de la unificación, el orden y la armonización de la CNC en Veracruz. Los veracruzanos vamos a tener un líder en la organización de las y los campesinos. Tenemos que asistir al congreso nacional cenecista que nos convoca el líder Manuel Humberto Cota Jiménez del 26 al 28 de agosto, donde va prevalecer el sentido justo de hacer destacar a nuestro Estado entre los Estados, esa es la dirigencia que me propongo a llevar por buen rumbo.

Paxkatkatsini. venandiz@hotmail.com Twitter @tepetototl

Inline
Inline