Teatro Nacional de Costa Rica está de cumpleaños

image_large

Teatro Nacional de Costa Rica está de cumpleaños

 -El Teatro Nacional de Costa Rica está de manteles largos y para celebrar su 117 aniversario se tirará a la calle.

Carlos Díaz Chavarría

Vicepresidente Costa Rica

CONAPE Internacional

Fuente: Laura Ávila, Noticias Monumental

Queque para 5 mil personas, desfile y espectáculos callejeros serán parte de las actividades que podrán disfrutar los costarricenses durante esta semana de celebraciones.

La directora del Teatro Nacional, Inés Revuelta, manifestó que el plato fuerte del festejo será el domingo 26 de octubre.

Sin embargo, desde este lunes los josefinos podrán disfrutar del programa “Teatro al Medio Día”, que se presentará en la plazoleta que está en frente del teatro.

El domingo 26 las actividades comenzarán desde las 8:30 de la mañana, con un desfile que iniciará desde el Banco de Costa Rica (conocido como el banco negro) rumbo al Teatro Nacional.

teatro

En el desfile participarán abanderados del Liceo de Costa Rica, el Colegio Superior de Costa Rica, el Benemérito Cuerpo de Bomberos así como funcionarios del Banco de Costa Rica y del teatro.

A la llegada del Teatro Nacional los asistentes podrán disfrutar de un queque para 5 mil personas y café gratuito, así como de diversas actividades sin costo alguno a lo largo del día.

 

 

Actividades dentro y fuera del teatro

La sala principal ofrecerá actividades para niños, como cuentos, poesía y títeres.

En el foyer a partir de la 1 de la tarde habrá espectáculos musicales cada 15 minutos, mientras que en el café del teatro los comensales podrán disfrutar de poesía a cargo de diversos artistas.

La Directora del Teatro Nacional comentó que la Big Band ofrecerá un concierto a las 11 de la mañana en la Plaza de la Cultura y agregó que ese día se estrenarán visitas guiadas para personas sordas y ciegas.

Las actividades del 117 aniversario del Teatro Nacional culminarán con el concierto de la Orquesta Filarmónica a las 8 de la noche y dos horas más tardes, se realizará la clausura con cimarrona y mascarada.

Acerca del Teatro Nacional

Fuente: www.teatronacional.go.cr

Misión

Ser una institución que promueve la producción de las artes escénicas de alto nivel artístico y conserva para el uso del público el Teatro Nacional de Costa Rica como Monumento Histórico.

Visión

Fortalecer y diversificar la oferta de las Artes Escénicas, con prácticas de mejora continua en todas sus áreas para capturar un público más amplio que valore el patrimonio histórico que constituye el Teatro Nacional.

Dirección del Teatro Nacional

La Dirección General del Teatro Nacional de Costa Rica está en manos de Inés Revuelta Sánchez, quien realizó estudios en danza en la Universidad Nacional (UNA). Posee dos licenciaturas: una en Administración de Negocios por el Instituto Técnico de Administración de Empresas (ITAN) y otra en Educación con énfasis en Docencia por la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Es máster en Administración de Empresas con mención en Alta Gerencia y Recursos Humanos por la Universidad de San José (U San José). Ha recibido múltiples capacitaciones en didáctica universitaria, extensión e investigación y ha participado en seminarios, coloquios, talleres y actividades afines. Fue profesora de las Escuelas de Danza y Ciencias del Deporte (actual Ciencias del Movimiento Humano y Calidad de Vida) de la UNA desde 1978 y hasta la actualidad. Además ha impartido clases en el campo de la extensión comunitaria de las artes.

6_6_banner2

Estuvo al mando del Teatro Popular Melico Salazar desde 1999 hasta 2002, desde donde tuvo a su cargo la coordinación general del Taller Nacional de Danza, la Compañía Nacional de Danza, el Taller y la Compañía Nacional de Teatro. En el año 2013 fue reconocida por sus 35 años de trabajo académico en la docencia, extensión, investigación y producción de las artes y el movimiento humano y la salud, por la Facultad de Ciencias de la Salud y la Facultad de Artes (CIDEA).

Un poco de historia del Teatro Nacional

“Una serie de terremotos que azotó el país el 29 y 30 de diciembre de 1888 acabó con el Teatro Municipal. El país quedó sin una sala de teatro adecuada y los grupos de prestigio internacional dejaron de tomar en cuenta a Costa Rica en sus giras. Fue así como la diva Adelina Patti rechazó presentarse en un teatrito provisional y exacerbó las aspiraciones de construir un teatro digno de ese nombre. La prensa y la sociedad josefina deseaban contar con un Teatro Nacional. En mayo de 1889, un extenso artículo en el periódico La República expresa claramente ese compromiso popular concluyendo: “Si el Congreso no quisiere otorgar el recurso de la lotería para después de concluido el Hospicio de Locos, no arredrarse, que la Nación en masa quiere un teatro y todos contribuiríamos con gusto, aquel con mil pesos, este con veinticinco pesos, el de más allá con una peseta…”.

El teatro aparece a los ciudadanos como una opción de diversión para la juventud y un “templo de enseñanza” y la presión crece sobre el Gobierno de don Bernardo Soto. El gobierno intenta volver a poner en funcionamiento el Teatro Municipal, pero resulta imposible por razones de seguridad. La campaña electoral de 1889 pospone por un año y medio el desarrollo del proyecto de crear un Teatro Nacional. En marzo de 1890, un grupo de ciudadanos propone al Presidente en ejercicio la creación de un impuesto para financiar la obra de construcción del Teatro Nacional. Comerciantes y cafetaleros acaudalados sugieren crear un impuesto de cinco centavos por arroba de café exportado.

Con ese impuesto calculaban generar una suma anual de 75.000 pesos para financiar la construcción. La propuesta tiene gran acogida, tanto en el Gobierno como entre los ciudadanos y la prensa comenta que el teatro podría “servir de escuela a la población”. Los promotores aseguraban que el impuesto recaería únicamente sobre los exportadores de café, que era la clase social que más disfrutaría de los espectáculos del teatro. Después de discusiones y ajustes, se aprobó la ley para la construcción del Teatro Nacional el 26 de mayo de 1890 y se autorizó el cobro del impuesto al café” (Libro: El Teatro Nacional de Costa Rica y su historia de Astrid Fischel Volio).

 

 

Inline
Inline