Rafael Loret de Mola: Intenciones Ocultas

RAFAEL-LORET-DE-MOLA-1024x195

*Intenciones Ocultas
*Digan “por Supuesto”
*¡Basta con el Verde!
Por Rafael Loret de Mola

Rafael-Loret-de-Mola-Intenciones-OcultasAlguna vez me confió el abogado Antonio Lozano Gracia, luego de dejar la titularidad de la Procuraduría General apenas dos años después de hacerse cargo de ella durante el malhadado y simulador régimen zedillista, que se había atrevido a presentar una denuncia contra su jefe, el presidente, por haber incurrido en actos inconstitucionales en sus correlaciones con las entidades federales. El mandatario lo mandó a llamar y le pidió su renuncia a cambio de una embajada. Lozano se negó a irse de México y su salida fue vista como consecuencia de sus errores –el caso de los huesos supuestamente de Manuel Muñoz Rocha y de la utilización de una bruja, “La Paca”, para encontrar los que eran del suegro de ésta en los lindes de una de las más grandes propiedades de raúl salinas, la finca “El Encanto”, ahora recuperadas para él y su familia-, y no del acecho judicial a su patrón.

En este punto y hora, sin duda, se nulificó toda posibilidad de que las instituciones prevalecieran sobre quienes, de manera perentoria ocupan los cargos públicos. El presidencialismo privó sobre el Estado de Derecho y la querella iniciada por el llamado “abogado de la nación” ni siquiera fue nombrada más; se apagó como el destino político del panista Lozano con quien zedillo pretendió iluminar el falso sendero de la pluralidad para después caer rendido ante la derecha en la fase terminal de su periodo.

Por esta misma razón, no debió ser válida la protesta presidencial de enrique peña nieto porque al alzar la mano y recitar el texto constitucional se olvidó de mencionar la denominación completa de la “Constitución” –que pudiera ser cualquiera y no la Política de los Estados Unidos Mexicanos, brincándose una línea clave-, por lo cual, en estricto derecho, podría considerarse fuera de contexto su presencia en Los Pinos e incluso nulas sus acciones como titular del Ejecutivo… si tuviéramos, claro, un Estado de Derecho. Y aunque las comparaciones son odiosas, vale la pena recordar que Barack Obama, en su protesta ante el Capitolio, omitió algunas palabras ordenadas en el cuerpo de la carta superior, lo que obligó al presidente de la Corte a tomarle nuevo juramento en la Oficina Oval de la Casa Blanca para que pudiera comenzar su gestión al amparo de la normativa ineludible e indispensable.

En nuestro país, por desgracia, el derecho se alinea a los intereses de cada quien; y no hablo sólo del presidente peña en quien recaen un gran número de faltas pero no todas como algunos pretenden sino, igualmente, de las directivas partidistas atrofiadas que se creen impolutas dentro de sus mismos gallineros. No digamos el icono de la izquierda quien ha sido capaz de sobrevivir, sin sueldo fijo, por toda una eternidad sexenal y, además, sin Registro Federal de Causantes. Hay cuestiones que no sólo están mal vistas sino además resultan desilusionantes, y lo entiendo, para sus partidarios.

Pero pocos son comparables al rector del PAN, Gustavo Madero Muñoz, supremo hacedor y moderno Antonio López de Santa Anna por cuanto éste iba y venía desde Veracruz hasta la Presidencia cuando le daba la gana y con la misma ligereza tomaba las largas licencias para descansar en su hacienda de “El Lancero”. Sin respetar plazos, sin someterse a los designios de la militancia –lo que haría un demócrata serio-, como si tomara por asalto el liderazgo nacional de su partido que dejó en las jóvenes manos del queretano Ricardo Anaya Cortés la presidencia “provisional”, Madero retornó a su elevado encargo cuando quiso sorprendiendo a sus simpatizantes y a cuantos se han deslindando. Sólo nos falta que empezamos a analizar si el calderonista Ernesto Cordero Arroyo era una mejor opción. ¡Qué desastre!

En paralelo, los traspiés de los “verdes” quienes se dicen “ecologistas” son de tambores batientes. Han llegado al límite al arrebatarle a los niños algunas de las partes más bonitas de su infancia, el circo con animales, logrando con ello mantenernos como rehenes de los juegos cibernéticos sin opciones, por ejemplo, como el magnífico espectáculo “Cavalia”, internacionalmente reconocido, en donde los equinos son exhibidos en toda su belleza y pureza. ¿A dónde vamos a llegar con las cursilerías para cooptar a electores igualmente desquiciados por el “amor”, dicen, a sus mascotas a las que encierran, maltratándolas con la asfixia tal y como hacen las tiendas en donde se venden cachorros finos –un chitzu tibetano se valora en veinticuatro mil pesos en Polanco-, encerrándolos en una urna transparente, bastante más que las electorales, durante varios días; una crueldad sin remilgos a la que nadie osa siquiera mencionar.

Pues, entre los verdes, se dio la grotesca escena del mandatario de Chiapas –allá donde, se supone, pervive una guerra, la del EZLN-, Manuel Velasco Coello –con dos apellidos de “prosapia” priísta, el segundo como sobrino del fiscal de hierro, Javier Coello Trejo, una de las figuras más repulsivas de la historia judicial del país-, abofeteando a un ayudante, de nombre Luis Humberto Morales Paniagua, administrador de la casa de gobierno, a quien luego pediría disculpas aceptando dos breves caricias simulando la agresión del propio gobernador. Lo interesante es que el segundo episodio sólo ocurrió como consecuencia de un video viral que exhibió el extraño incidente y no por efecto del hecho mismo, en Huixtla, el 8 de diciembre pasado. Aquello pareció un juego propio de afeminados con las manitas en ristre. Fue bastante bochornoso.

Cuando conocí a Velasco, antes de ser nominado por el Verde al gobierno de Chiapas y en la víspera de la escandalosa aprehensión del ahora lópezobradorista pablo salazar mendiguchía, rebosaba seguridad al grado que se acompañaba de una computadora para mostrar los niveles de su popularidad, inalcanzable además porque: “soy muy amigo de peña nieto –del PRI se supone- y él me ha dado su respaldo”. La juventud no era impedimento alguno para el populista personaje ni tampoco la extraña filiación partidista pudiendo haber sido figura dentro del PRI que, desde luego, le dejó el paso libre por instrucciones del ahora mandatario federal.

Lo anterior revela que, cuando menos, en dos ocasiones peña nieto se ha colocado en posición contraria a la pobre dirigencia priísta, incapaz de maniobrar:

1.- Al apoyar a ángel aguirre rivero, su compadre y amigo, luego de ser segregado de la candidatura priísta al gobierno de Guerrero para incorporarse al recogedor de basura en el que se ha convertido el PRD; más ahora con sus alianzas turbias precisamente con la intención de acotar al peñismo aprovechando el vendaval contra éste.

2.- Y también al exaltar al muy joven Velasco Coello, en Chiapas –una entidad en conflicto aunque no sean muy aparatosos los subversivos conocidos-, como “su” candidato a pesar de no pertenecer al círculo priísta. ¿Cuál era la intención del mandatario en funciones? ¿Mostrarse plural para luego concentrar a las distintas fuerzas políticas en una sola y prolongar su mandato al estilo de los reeleccionistas latinoamericanos? De haber sido así el proyecto se le salió de las manos, como el país, como consecuencia de los males físicos y la torpeza política que alcanzó niveles muy altos hasta rebasar el linde del escándalo.

Solamente que las cosas se acomodan siguiendo la naturaleza humana: aguirre rivero está en la calle aunque sigue influyendo al pretender una candidatura para su junior; y Velasco, el mandatario estatal más publicitado a pesar del reducido presupuesto de la divergente Chiapas –ha gastado más en él que en abrir rutas para la correlación de fuerzas con los rebeldes de la sierra y demás grupos armados que pululan por allí-, quien todavía se piensa si va o no a casarse con la coqueta Anahí siguiendo la senda de su entrañable amigo de Los Pinos. Ya viene la telenovela: “Amores Presidenciales”. Y ojalá la estelarice Adela Noriega, novia que fue de carlos salinas, como lo hizo con “Amor Real”, también un título muy afín a los tiempos actuales.

Debate

Los mandos castrenses no se muestran muy seguros de poder controlar algunos distritos de Guerrero, Michoacán y Tamaulipas para que se puedan llevar a cabo los comicios federales, y estatales en el primer caso, con “normalidad”, aun cuando no se define el alcance de este término. Pese a ello, la respuesta del secretario de Gobernación es tan contundente como el regaño a quienes insistan en cuestionar al ejército por sus excesos: “por supuesto –dijo- las elecciones se llevarán a cabo”.

Y, “por supuesto” también las cosas, a su entender, van a seguir igual porque la tormenta, como la observa, es pasajera y terminará con un chaparrón ligero; luego todo debe volver a la normalidad incluyendo las crisis en las veintidós entidades con dominio de las mafias y los cárteles. Sólo se salvan nueve y el Distrito Federal en donde, por cierto, la división de la izquierda abre oportunidades para los otros partidos aun cuando, “por supuesto”, carecen de líderes como para competir con la MORENA de Andrés Manuel: no todos los perredistas se cambiarán de mando pero el derrumbe será casi total.

“Por supuesto” nadie considera en el gabinete que peña nieto pueda irse, como si su enfermedad fuera un invento tan agudo como las depresiones de fox, el alcoholismo de calderón y la ambición desmedida de salinas y zedillo. En cada caso, cuando lo dimos a conocer, nos alegaron que se trataba sólo de rumores… hasta ser confirmados olvidándose de las descalificaciones anteriores con curiosa propensión a la amnesia colectiva. Ya van varias veces que sucede con esta columna, “por supuesto”.

Y, finalmente, “por supuesto” es correcto que el mentiroso luis videgaray caso alegue en México que la economía tiene blindaje y afuera asevere que estamos “en crisis muy seria” –lo dijo así ante las cámaras de las cadenas estadounidenses como si no fueran a llegarnos las imágenes respectivas-. “Por supuesto” ya nadie cree en las posturas de gabinete.

La Anécdota

Lo digo con énfasis: “SÍ al circo con animales”. En una democracia mientras más se prohíbe más se aleja de los postulados sobre el derecho de todos a ejercer la libertad; recuérdese como se ha cuestionado a los países socialistas por arrogarse la educación de los niños y conminar a sus padres a seguir los estereotipos oficiales sin sesgo alguno. En la misma línea se sitúan los intolerantes y mancebos que siguen a sus patrones dispuestos a imponer voluntades a costa de cercar a quienes no piensan igual y tal es, simplemente, derivación del fascismo.

Otra cosa es que se regulen los espectáculos con animales –como ocurre con las corridas de toros bajo un reglamento estricto aunque se incumpla indebidamente-, para evitar maltratos y sufrimientos innecesarios a los mismos obligando a los empresarios respectivos a ser respetuosos y, sobre todo, atenerse a los ordenamientos que velen por los intereses del público y por la buena crianza de los irracionales. Pero, ¿por qué se ha dejado llegar a los verdes, la minoría más excluyente, hasta este lugar? ¿Se trata de una panacea para fortalecerlos en vista de que Manuelito, el de Chiapas, ya se siente presidenciable y por eso abofetea a un colaborador que le devuelve caricias al rostro al mandatario que se “disculpa”? Por favor, reaccionemos.

Inline
Inline