¿Quienes, Deben Detener Tantos Insultos y Ofensas a los Electores?

Por Juan Miguel Benítez Meléndez

TOLUCA DE LERDO, México. Mentir al pueblo es un insulto a la inteligencia; se ofende al elector con promesas y demagogias, engañosas; todas las groserías que están recibiendo los votantes, muestran la mediocridad de las y los aspirantes a  cargos de “elección  popular” en disputa, — los candidatos ya registrados y que deben llamarse así, son los presidenciables y los aspirantes a la LXIV Legislatura Federal, — seguramente, la cereza del pastel electoral, son las actrices, los actores, los futbolistas, los personajes de la farándula pues, en pleno;  bajo el patrocinio de los “partidos patito”, quieren formar parte del máximo cuerpo colegiado en el País…

No hay ni vergüenza, ni decencia, ni respeto a los votantes…

Como adicional: candidatos marrulleros y sin dignidad…

Culpables: los senadores y diputados, todos los integrantes del Congreso de la Unión y los miembros de las legislaturas estatales…

Cómplices: los “partidos políticos”…

Responsables: los “gobiernos” federal, estatales y municipales…

Todo el aparato, todos sus gastos, todos sus dispendios, todos sus excesos y todos sus abusos, pagados íntegramente, por los contribuyentes… hasta los utilitarios que a veces regalan los “militantes” de los partidos que convocan a los campañeros eventos, a los asistentes…

El punto clave del desperdicio financiero, en los gastos que los “candidatos”, — tanto a diputados locales, como a  alcaldes, de todos los partidos, — es la “autorización” de los legisladores federales y locales, en pasadas legislaturas, en las que se “fabricó” el andamiaje “legal”, para que el INE, — el IEEM en el Estado de México, — repartiera millones de pesos a los partidos y a los “candidatos” para sus trabajos electorales, — con cargo a los contribuyentes, — para que sus “mejores mujeres” y sus “mejores hombres” pagaran los “gastos de sus campañas”, luego que fueran postulados, por sus “partidos”, a los cargos de elección popular, en estricto rigor a la “normatividad” que rige, que participarán en la jornada del uno de julio de los corrientes…

Las reformas a las leyes vigentes, — aplaudidas por la clase política en el poder y festejadas por los empresarios de la democracia nacional, — sobre la materia, “hechas” por los legisladores federales y estatales, que pasaron por encima de la Constitución con   los resultados que están a la vista: “partidos” que son  negocios particulares, candidatos cada vez más caros;  campañas para seducir a la ciudadanía, sustentadas en mentiras y promesas, en fin todo un menú lleno de insultos a la inteligencia del votante y ofensas a la buena fe de la ciudadanía, cuyos gastos, en su totalidad, son cubiertos por los contribuyentes y  a los  candidatos de todos los “partidos”, no les cuesta un centavo, todo lo pagamos los que trabajamos y debemos “enterar” impuestos…

Esto es: como que “los repetidores”, nos andan costando el doble…

Todo ha sido posible porque los legisladores de “antes”, prepararon un terreno fértil para aspirantes, con el sello de “independientes”, “gastaran” dinero público para sus personales promociones; a la fecha, los que deben contener la decepción nacional en el tema, son los “actuales” legisladores federales y locales, — como si les importara mucho, en cuanto que muchos dieron el chapulinazo, — porque “las reformas” que están obligando a respetar a los mexicanos, son el motivo principal del brote de porquería que está caracterizando a las campañas de todos los aspirantes en éste proceso electoral…

Inline
Inline