Partidos también compiten en consultas 

Partidos también compiten en consultas 
La-mayoria-silenciosa-(1)

Javier Mtz. Ferrusca

Ahora resulta que la competencia de los partidos no solo es electoral, sino también para consultar temas de interés nacional para los ciudadanos, por ello, tanto MORENA, PRD, PAN y el PRI tienen la intención de poner a consideración de La Mayoría Silenciosa en  la próxima elección del 2015 asuntos que pueden beneficiarlos en diversos ámbitos de su vida cotidiana.
El partido de López Obrador y el PRD tienen un objetivo común echar atrás una iniciativa que impulsaron los priistas junto con los panistas; a su vez el PAN quiere una consulta de un tema que puso en la mesa un perredista y los priistas para no quedarse atrás solicitaron la suya con una tema un poco débil ante la propuesta de las otras dos.
Por tanto, las autoridades en la materia es decir el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de Justicia de la Nación tienen en sus manos la procedencia del tema de consulta energética, el aumento al salario mínimo y la disminución de diputados plurinominales. Los ejercicios no tienen gran ciencia a todos los temas los ciudadanos dirán que sí.
El problema es que no hay rumbo para definir los objetivos que se buscan y muchos menos el gobierno se da el tiempo necesario para discutir con especialistas la procedencia de las consultas, la gente -puedo asegurar- irá a las urnas con poca información y difícilmente tendrán elementos reales que permitan tomar una decisión objetiva.
La reforma energética desde el punto de vista de su servidor no tiene que ver con modelos privados o públicos, lo único importante es la aplicación de las ganancias y que estas se traduzcan en bienestar para La Mayoría Silenciosa; absorber la deuda de PEMEX es sinónimo de corrupción, de mala administración, peor aún, es dejar sin castigo a los culpables de la mala aplicación de los recursos del pueblo.
Pero mientras los gobiernos se sigan empecinando en cubrir con tela negra la aplicación de los recursos y el PRI siga protegiendo a sus militantes más corruptos las cosas no van a mejorar, sin importar el modelo que elijan para explotar los recursos naturales.
Del aumento al salario mínimo, queda claro que cualquier ciudadano votará en favor de un incremento a sus ingresos, la falta de poder adquisitivo, la franja de pobres en el país y las necesidades más apremiantes son una muestra clara de la explotación que vive los trabajadores en México.
De la disminución de los diputados plurinominales, la gente tiene una mala percepción, pero de todos los diputados, senadores y alcaldes, políticos en general tienen una mala imagen ante La Mayoría Silenciosa. Pero disminuir en nada beneficia la representación de los sectores minoritarios al contrario beneficia más a los partidos grandes.
El aumento de 1.5 al 3 por ciento de los porcentajes para conservar el registro es suficiente meta para que los partidos minoritarios se pongan a trabajar y dejen de simular. Ahora se ven en la necesidad de atender a los sectores que representan y dejarán de ser las franquicias con jugosas ganancias a cambio de hacer un poco de política.
Tal y como lo comente al principio de este espacio, este tema parecer ser el más débil y en caso de que los ciudadanos tuvieran que decidir lo dejarían fuera, más aún es de los asuntos que levantan sospechas porque los priistas tiene escasos 20 días o un poco más para conseguir 2 millones de firmas, de acuerdo a la Ley de Consultas. Cosa casi imposible a pesar de la estructura que tienen.
Así las cosas, después del 15 de septiembre, fecha en la que vence el plazo para cumplir con los requisitos de la consulta  se sabrá quién aprobó los requisitos para consultar su tema con La Mayoría Silenciosa.

Inline
Inline