Mercurio, asesino silencioso

Bogotá, Colombia, septiembre 20 de 2016.- El Representante Carlos Eduardo Guevara del Movimiento Político MIRA, aseguró que aunque el Estado Colombiano adoptó desde octubre de 2013, el “Convenio de Minamata” sobre mercurio, que busca proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones de mercurio, hasta el momento no ha sido presentado el proyecto de ley ante el Congreso de la República que permita la ratificación de este convenio.

El pasado 12 de septiembre el Representante Guevara dejó una constancia en la plenaria de esta corporación, instando al Ministerio de Relaciones Exteriores para que prontamente presente el proyecto de ley ante este órgano legislativo, que permita ratificar  y regular la comercialización y el uso de este elemento.

“Solicitamos formalmente a la Cancillería para que se adelante la ratificación del Convenio de Minamata, pues este instrumento internacional establece controles y reducciones a una amplia gama de productos, procesos e industrias en los que se utiliza libera, emite o utiliza mercurio”, indicó el Congresista de  MIRA.

Colombia, a pesar de no ser un país productor de mercurio,  es uno de los que vierte más toneladas per cápita, especialmente por la minería ilegal. Según un informe de 2010 presentando ante la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), en cinco municipios de Antioquia se vierten cerca de 33 toneladas de mercurio al año y se emiten 17 toneladas al aire en el proceso de minería de oro.

Aseguró que de acuerdo con varios estudios que se han realizado en el país, se han encontrado niveles de mercurio en seres humanos por encima de los permitidos por la Organización Mundial de la Salud. Tal es el caso del Chocó, en el que de 248 muestras aleatorias de cabello humano en Quibdó, la media fue de 6,72 partes por millón (ppm) a pesar de que los estándares internacionales establecen que el máximo aconsejable es 1 ppm, y el pico más alto fue de 116 ppm, es decir, más de 100 veces de lo recomendado por la OMS.

Otro caso es el de la Amazonía colombiana donde se encontraron valores 10 veces por encima de lo recomendado por la OMS en bebes lactantes.”, estimó. En este mismo estudio se realizaron mediciones en peces a lo largo del Rio Atrato (desde Quibdó hasta la desembocadura), algunas especies presentaron concentraciones que superaron 3 veces el valor máximo recomendado por la EPA de Estados Unidos (0,5 ppm de azufre).

“Si Colombia no ratifica este Convenio podemos llegar a ser la próxima Minamata del mundo, ciudad japonesa, en donde varias personas murieron por envenenamiento con mercurio”, aseguró el Representante Carlos Eduardo Guevara.

Inline
Inline