Maquiavélica alianza Distrito-Concejo-Financistas, comprometen futuro de la ciudad

Por William Hundelshauseen Carretero

Los ciudadanos de Cartagena estamos preocupados por el nivel de corrupción que se ha detectado en la ciudad, debido a la mala política que en la última década se ha incrementado sin escrúpulos tocando los tres poderes del Estado; congresistas, políticos, exgobernadores, jueces, fiscales, alcaldes, concejales y muy pronto magistrados presos. Considero que el deterioro que vive Colombia y actualmente Cartagena, es la regresión autoritaria, el manejo dictatorial del Ejecutivo, tiene buena parte de su explicación no sólo en la falta de contrapesos y equilibrios del  Congreso, Asambleas y Concejos, sino en la dinámica de complicidad y simulación que ahí se produce, como el reciente repartidero de magistrados en las altas cortes y el reparto de altas dignidades en  la Contraloría del distrito de Cartagena y los principales cargos en la administración; puesta al descubierto por la Fiscalía General de la Nación quien sostuvo que de esta forma se colocó en evidencia una de las más grandes redes de la corrupción administrativa, donde al parecer se puso de manifiesto una alianza criminal entre el alcalde MANOLO Duque y los Concejales, basado en el compadrazgo, el amiguismo y los pagos a financistas de la campaña, repartiéndose la contratación cometiendo los delitos de: concierto para delinquir, tráfico de influencias de servidor público, cohecho por dar u ofrecer en concurso homogéneo y usurpación de funciones públicas. La lucha por llegar a ocupar la primera magistratura de la ciudad desde hace una década sin quien nadie lo frene han revivido y nos recuerda una serie de frases que elaboró Maquiavelo a los que dio nombre de los diez mandamientos de la política y ellas son: Vela solo por tus intereses; No honres a nadie más que a ti mismo; Haz el mal pero finge hacer el bien; Codicia y trata de obtener todo lo que puedas; Sé miserable; Sé bruto; Engaña al prójimo cada vez que puedas; Mata a los enemigos y sí es necesario a los amigos; Usa la fuerza en lugar de la bondad, cuando trates con el prójimo y Haz el mal de una sola vez y el bien, poco a poco.

En estas diez frases que mencionó Maquiavelo en su política podemos afirmar que se adapta muy bien a la política que ha vivido Cartagena en los últimos diez años, la Inseguridad, mala calidad en las obras, educación mediocre, justicia comprada, saqueo etc., se ha incrementado, siendo un modelo económico que propicia la desigualdad y el intento de imponernos un tipo social homogéneo. No hemos hecho nada para superar estos males para elevar la conciencia cívica de nuestros pobladores y un supremo esfuerzo de política realista para corregir los problemas sociales,  convirtiéndonos en  una ciudad inviable.

Por otro lado, me preocupa el endeudamiento que pueda resultar de esa maquiavélica alianza Distrito-Concejo-Financistas, que comprometen el futuro de la ciudad de manera irresponsable; por ese vulgar nepotismo, las violaciones al Derecho a la igualdad, la ausencia de una auténtica oposición  con voceros representativos de la ciudad, que debiera estar en defensa de los intereses de la comunidad, haciendo y exigiendo que se cumpla la ley y se castigue a todos aquellos que le han hecho daño a Cartagena directa e indirectamente y no armando campañas de defensa a lo indefendible y organizando marchas para demostrar la inocencia de un grupo de personas que lo único que se le ocurrió desde el inicio es devastar y desaparecer con la dignidad del pueblo; por el contrario todos deberíamos, estar molestos por las irregularidades que vivimos; levantemos la voz para formar un movimiento que articule a todos aquellos que deseamos terminar con las componendas y las corruptelas con las que se enriquecen unos cuantos y mantienen en la desigualdad y en la pobreza a la mayoría de los ciudadanos y podamos decir ¡Basta al saqueo! ¡No más cobardes, pasivos, tontos, indiferentes y conformistas! y poner un hasta aquí al abuso, necesitamos encender la llama de la participación cívica ciudadana y la toma de conciencia de una realidad gravísima en su fondo y su trasfondo económico, social y poblacional, para no llegar al  caos y desesperanza, aunque la película sigue siendo la misma con protagonistas diferentes. ¡No Más! Maquiavélica alianza Distrito-Concejo-Financistas, comprometen futuro de la ciudad. 

Inline
Inline