Los Chimalapas pertenecen a Oaxaca de acuerdo a testimonios históricos

  • Defender un patrimonio de la humanidad pide  Ángel Soriano Carrasco a la UNAM

POR: DIEGO ABZALON

academia-2MÉXICO, D.F. abril de 2013.-Al ingresar a la Academia Nacional de Geografía e Historia, patrocinada por la UNAM,  Ángel Soriano Carrasco –primer licenciado en periodismo en Oaxaca- hizo un llamado a los académicos a sumarse a la defensa de la última selva de América Latina ubicada en la región de Los Chimalapas como una de las más importantes reservas de la biósfera del país, más allá de disputas territoriales, pues ésta constituye un patrimonio de la humanidad.

    Por encima de los intereses de las empresarios madereros protegidos por los sucesivos gobiernos del estado de Chiapas –que en el 2011 crearon de manera ilegal el municipio de Belisario Domínguez con el consecuente despojo de 169 mil hectáreas de territorio oaxaqueño-, Los Chimalapas deben verse como una de las reservas naturales más importantes del Continente, y cuya riqueza forestal, flora y fauna, son arrasados por la voracidad empresarial.

  Basado en mapas virreinales proporcionados por investigadores y funcionarios públicos de las secretarías de Gobierno, de Asuntos Indígenas, de Conciliación Agraria y abogados independientes, el también presidente del Club de Periodistas de Antequera, A.C.  estableció después de la Conquista y hasta 1560 las comunidades de la juridicción del Istmo de Tehuantepec –entre ellos Los Chimalapas- formaron parte del Marquesado del Valle de Oaxaca adjudicado a Hernán Cortés y en 1772 José Antonio Alzate los estableció en sus mapas.

 Alexander Von Humbolt, considerado como el padre de la Geografía Moderna, en 1809 los ratifica en el Mapa General de la Nueva España de la que formaba parte Oaxaca, en tanto que Chiapas pertenecía a la Capitanía General de Guatemala, de quien se independizó el 14 de septiembre de 1824, es decir, tres siglos después de que esas tierras estaban claramente definidas a la que posteriormente se denominaría la Nueva Antequera.

 Dijo que el litigio que ha provocado enfrentamientos entre zoques y totziles va por buen camino porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó ya al estado de Chiapas la suspensión de todo tipo de actividades en el municipio de Belisario Domínguez –cuyos pobladores han sido registrados por el INEGI y el IFE como ciudadanos chiapanecos siendo oaxaqueños- y por el buen entendimiento entre los gobernadores de Oaxaca, Gabino Cuè y de Chiapas, Manuel Velasco Coello, quienes determinaron dejar en manos de la SCJN la decisión respecto a este conflicto.

 Sin embargo, dijo, la disputa territorial de esa región, indicó, va más allá de un conflicto comunal o limítrofe, pues intervienen intereses de poderosas trasnacionales estadunidenses, europeas y asiáticas que extraen de las plantas autóctonas el germoplasma, materia prima para la elaboración de diversos productos, y es –desde el punto de vista de geopolítica- una zona estratégica en la zona continental por ser paso entre el Océano Atlántico y el Pacífico.

 Presidida la sesión solemne de ingreso por el vicepresidente de la ANGH por el doctor Ulises Casab Rueda en ausencia del presidente de la misma, Luis Maldonado Venegas que se desempeña como Secretario de Gobierno del estado de Puebla, los académicos e invitados especiales, conocieron los mapas virreinales que definen con claridad los límites entre Chiapas y Oaxaca e indicó el ponente que en este litigio sólo quedan cuatro puntos pendientes por resolver como mojoneras:

 Barra de Tonalá, El Chilillo y Cerro de la Gineta, que ya han aceptado las partes en conflicto, quedando pendiente el denominado Cerro de los Mixes que Chiapas ubica como suyo pero que en la geografía oaxaqueña está a 172 kilómetros de Chiapas, en el famoso cerro del Zempoatépelt de tal manera que si el fallo fura favorable para Chiapas se llevaría el Istmo de Tehuantepec y gran parte del estado de Oaxaca.

 El equipo de trabajo creado por la secretaría de Gobierno por el ex titular Jesús Martínez Álvarez y continuado por el actual Alfonso Gómez Sandoval a través de la coordinación técnica a cargo del Ing. Juan Arturo López Ramos, confían en una resolución de la Corte apegada a derecho en base a testimonios históricos, concluyó.

Inline
Inline