LA DICHA Y LA FELICIDAD SIGA ATROPELLANDO AL GREMIO DE PERIODISTAS QUE DIA A DIA FORJAMOS UN NUEVO AMANECER HACIENDO LA HISTORIA DE ESTE PAIS Y DEL MUNDO

LA ASOCIACION DE PERIODISTAS INDEPENDIENTES DE COLOMBIA, APIC y el Delegado Internacional de CONAPE en Cartagena, en la culminación del año 2016, desea en esta oportunidad manifestar a todo el gremio del periodismo en Colombia y el Mundo nuestras felicitaciones por su loable labor.

En el 2016 no fue fácil seguir ejerciendo la profesión sobre todo en un país lleno de conflictos, en medio de una guerra que no ha permitido una solución a los graves problemas sociales. Son ustedes SEÑORES PERIODISTAS que han logrado informar a la opinión pública nacional e internacional en las diferentes épocas del desarrollo del país, a pesar de que muchas veces se encuentra con la violación a la libertad de opinión o a la censura. Su profesión alcanza el mayor grado de amor por una sociedad y su oficio cumple el derecho a la información.

Colombia como en años anteriores, Ha aprendido de ustedes, a través de los medios de comunicación, que son otros maestros del aula, sus tableros son los periódicos y el convencimiento, su voz y su capacidad intelectual. Las tareas que ha realizado el gremio de los periodistas están en el corazón de los colombianos, desde noticias muy difíciles, hasta campañas de solidaridad por salvarles la vida a muchas personas.

En nombre de la Asociación de Periodistas Independientes de Colombia y del Delegado Internacional de CONAPE en Cartagena, permítame llegar a todos ustedes en el ocaso del 2016, con un gran abrazo y decirles gracias y que continúen trabajando por la paz y por una democracia con justicia social que tanto necesita nuestra gente.

Reciban este mensaje que les habla de la importancia de un Nuevo Año rodeados por los que más queremos, inspirados por la ternura y el encanto de vivir. Felicitamos a todos los periodistas que con sus sugerencias y comentarios nos inspiran cada día, y para todos nuestros Amigos y familiares un Año Nuevo radiante y pleno en donde podamos realizar nuestros sueños son los deseos sinceros y respetuoso de la Junta Directiva Nacional de la APIC, del Delegado Internacional de CONAPE en Cartagena y la expresión de nuestra más profunda admiración por las transformaciones sociales, ejecutivas y Políticas que vienen adelantando como periodistas. Optar por estudiar Comunicación Social no resulta complicado. Lo complicado es ejercer la profesión, creer que realmente eso es lo que se quiere lograr y no pasar indiferente ante el gremio. El periodista enfrenta situaciones de alegría, tristeza, insultos y riesgo de vida; todo esto dentro de su profesión.  Su trabajo consiste en descubrir e investigar temas de interés público, contrastarlos, sintetizarlos, jerarquizarlos y publicarlos. Así elaboran sus artículos y crónicas editoriales en los diferentes noticieros, programas de opinión, deportivos, culturales entre otras, guiando su labor periodística bajo los principios del  respeto por la verdad, el rigor en la búsqueda de la información fidedigna y verificable. 

Al margen de recordar el origen, evolución y situación actual de nuestro periodismo en esta fecha tan especial, donde hacemos un inventario de todas nuestras actividades periodísticas desarrolladas durante los 365 días del año 2016, sin duda la coyuntura es la más propicia para hacer un alto en el camino y en actitud retrospectiva y autocrítica, revisar realmente que se ha hecho, dejado de hacer, que está por hacer…. y meditar sobre las lecciones que nos dejó el 2016, sus aciertos y sus desaciertos, para potencializar hacia el futuro, por aquello de quien pierde la referencia de su pasado, siempre estará abocado a repetir los mismos errores.

Señores periodistas estamos a portas de darnos un fuerte abrazo para despedir este año 2016, queridos colegas, me toca recordar a como de lugar que la profesión de Periodista otrora trinchera de libres pensadores y fieles defensores de la democracia, afronta ahora delicado dilema ante la extensa comercialización en los medios de comunicación social del país, amparados, ellos si, en un sistema indiferente convertido en cómplice de la clase dominante y como si esto fuera poco hemos permitidos ahondar la herida por nuestros propios colegas que no observan interés en la organización del quehacer y mucho menos en su unificación. Por eso vemos como años tras años por las flamantes facultades de periodismo egresan nuevos periodistas quienes con su fresco diploma debajo del brazo se aprestan a una desaforada competencia para ubicarse de algún modo. Por su parte, empresas periodísticas de alguna importancia ven en esta oportunidad de hacerse a lo que pudiéramos llamar una mano de obra barata cuando no gratuita. Es cuando noveles periodistas se comprometen a escribir gratis con tal de que su nombre aparezca en letras de molde en algunos periódicos importantes como para irse dando crédito mientras llega la oportunidad de un puesto fijo. Esos periódicos “hacen prácticas” como cualquier médico rural, se evitan la contratación de periodistas veteranos quienes son desplazados mediante estos procedimientos empresariales francamente irritantes.

No estoy, como periodista, en contra de las facultades de periodismo aunque si debo decir que dentro de ellas no son todos los que están ni están todos los que son incluyendo a unos flamantes profesores que sientan cátedra de periodismo sin haber pasado nunca por ningún periódico y mucho menos sin haberse embarrado en la persecución de una noticia. Se trata de “profesores” eminentemente teóricos que, de pronto, se habrán leído un barato manual de periodismo para posar después como catedráticos de una materia que desconocen en su dinámica y en su fondo.

De otra parte existe la circunstancia de que dentro de algunas emisoras o periódicos actúan individuos que sin haber quemado etapas lógicas resultan de pronto, de la noche a la mañana, de jefes de redacción o jefes de prensa de oficinas estatales o muchas veces de directores de espacios periodísticos solo porque se han convertido en serviles amanuenses del político de turno que revuelve, que trastorna a su capricho las jerarquías que deben imperar en cualquier empresa respetable.

A ustedes periodistas reciban del Delegado Internacional de CONAPE en Cartagena y en especial de la ASOCIACION DE PERIODISTAS INDEPENDIENTES DE COLOMBIA que en la actualidad estoy rectorando, ”FELICITACIONES”  y los exhorto a continuar con su labor, tarea de mantener viva la libertad de la información, derecho fundamental de las comunidades y los invito a seguir en la orientación de la ética profesional, defendiendo las causas honestas, los Derechos Humanos, la Libertad de Prensa, propendiendo siempre porque en COLOMBIA y el MUNDO el periodismo sea serio, responsable y correcto. Bienvenido 2017!

La perseverancia, la tenacidad, la imparcialidad y la inteligencia, son grandes cualidades que caracterizan a cada uno de los periodistas adscritos en las diferentes casas editoriales e independientemente, por eso  a escasas horas de finalizar este ciclo del año 2016. La ASOCIACION DE PERIODISTAS INDEPENDIENTES DE COLOMBIA y el Delegado Internacional de CONAPE en Cartagena les quiere regalar a todos ustedes esas mismas palabras, sensaciones, circunstancias y propósitos que ellas pueden aportar y la mejor de las pascuas y prosperidad para el año 2017. Que este nuevo año que se avecina esté lleno de ilusiones, esperanzas y compromiso para lograr con éxito todas las intenciones y metas propuestas para el desarrollo cotidiano de nuestras actividades.

Que DIOS los bendiga a todos y siempre en sus corazones los mejores sentimientos de convivencia que tanto necesita Colombia: Paz, Armonía, tolerancia, Responsabilidad, Compromiso, entre otros. No podemos hacer sin antes hacer, una ecuación sencilla.

Sean Perseverantes y tenaces. “Que el Nuevo Año nos traiga los logros, las alegrías y la ilusión por comenzar siempre un día más”

FELIZ AÑO Y PROSPERIDAD PARA EL 2017

Inline
Inline