LA COSTA CARIBE COLOMBIANA PERDIO A UN ICONO DE LA RADIO GUSTAVO CASTILLO GARCIA

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-1En marzo cumpliría 84 AÑOS DE VIDA, UNA HISTORIA EN LA RADIO. Hoy en horas de la mañana murió en la mas completa calma lo expresó su hijo Jorge Ivan Castillo quien le dio gracias a Dios por haberlo tenido como padre. ¡! Atención Flash, flash!!  El aviso de que algo importante había ocurrido.-

Retirado de la radio desde hacía años recordamos “ El flash” de la información.- Uno de sus lemas en los aconteceres de la noticia fue el de ser el primero, por lo que creó la frase popular “ La manta que no respeta pinta”.- …”Amigo mío” otra de sus célebres expresiones.- Un hombre que trabaja por la sociedad a través de campañas en su radioperiódico “ La Costa en Noticias”

Por WILBER FABREGAS MOLINA


El próximo 5 de marzo cumpliría 84 años de vida, la radio se va a sentir orgullosa, por haber tenido a uno de los más grandes hombres , un maestro Gustavo Adolfo Castillo García quien dividió en dos su historia, con una agilidad, un paradigma diferente de emitir la información , la noticia, el mensaje para que llegase primero más y mejor en un verdadero estilo único, lleno de expectativa, sabor y entusiasmo de una innovación especial que logró hacer más amena las dos horas y media de cada emisión del noticiero más llamativo de ese entonces, cautivando la atención del radioescucha, el oyente fiel del programa noticioso “ La Costa en Noticias”, que día a día, esperaba con ansias que amaneciera para sintonizarlo a través de su transistor eléctrico o de pilas ( como se dice en el caribe) o baterías nombre original.


LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-2Su radio periódico que causó impacto por su estilo único fue radiodifundido en varias emisoras de acuerdo a la necesidad que existió para hacer una realidad el proyecto que comenzó Gustavo con el apoyo de su familia y amigos cercanos que creyeron en su profesionalismo, tras haber dedicado en cuerpo y alma horas, días para que todo saliese a pedir de boca; dice este veterano…todo se alcanza a base de sacrificio. En el desfilaron muchos profesionales, estudiantes, aprendices, practicantes, porque se le dio la calidad de ser una tribuna abierta no solo para informar, sino para que quienes tenían el deseo de comenzar lo tomaran como un ensayo, un camino para abrirse paso a paso hacia un sendero progresivo.

El popular hombre nacido en 1932 en su Magangué querido; actuaba con todo el profesionalismo que lo llegó a caracterizar, empleando su lema inmortal “ La manta que no respeta pinta”, haciendo alusión a su glorioso momento de abarcar la sintonía en su totalidad. Adelantó estudios de primaria en el Colegio Salesiano del San Roque, graduándose posteriormente en uno de los más connotados centros educativos de la época como fue el Colegio de Barranquilla o Codeba, dedicándose posteriormente de lleno a las actividades periodísticas y más exactamente a la radio como animador de programas y locutor de noticias, desde donde se hizo famoso por su espíritu servicial.

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-3LOS PRIMEROS PASOS

Los inició en forma decidida, tras intentarlo como aficionado, en la capital del país, en las emisoras “ Nueva Granada” y “ 1.020” , que le sirvió mucho para afrontar el mundo difícil de comunicar con seriedad y responsabilidad si no se tiene la convicción de hacerlo – como siempre lo sostuvo estando activo- bajo los parámetro del respeto y la humildad, lo que logró para llevar con eficacia el mensaje, un hecho noticioso o disfrutar de programas que le daban un vuelco a las desesperanzas que el ser humano lo envuelve si se deja atrapar de tantas desavenencias, que suelen presentarse en los momentos difíciles. Fue consciente de que el buen sentido del humor es el remedio mas infalible para alcanzar metas trazadas lo que logró en ciudades además de Bogotá como Manizales, demostrando con altura lo que sabía hacer en la emisora La voz de Manizales. Por eso se dice que la risa es remedio infalible y el humor es la vivencia del ser humano para llegar lejos en lo que se ha propuesto con emprendimiento y fundamento.

SU FAMILIA


En esa ciudad conoció a Doña Ruth Valencia, su esposa, la mujer que más tarde lo cautivaría y le daría lo más preciado que tuvo en su vida; sus hijos; Gustavo Adolfo, ( Piloto profesional, además de amante del arte como pintor), Patricia a quien por cariño la llamó “ la pacuca”, (médico profesional y responsable en su labor ), Mauricio Carlos ( Agrónomo) Hernán Augusto ( Agrónomo), Juan Pablo ( abogado) y Jorge Iván ( experto en comercio), quienes lo han rodeado de cariño, entregándole todo lo que se ha merecido, – como orgullosamente lo manifiestan por su condición de esposo y padre, siendo para este personaje el bastión para llegar muy lejos en la historia como persona y profesional. La familia es el bastón principal; es un escenario fundamental para el desarrollo personal de los individuos, donde se construyen el patrimonio y el proyecto de vida, por lo tanto debe asumir responsabilidades para lograr resultados.

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-4EL MENESTER DE LA RADIO

Continuó con su propósito en la emisora “ La Voz de Cali” en la capital del Valle del Cauca. Ya con más conciencia en Barranquilla estuvo vinculado en “La Voz de Barranquilla”, “ La Voz de la Patria “ de los Hermanos Vasallo, “ Radio Libertad” de Roberto Esper, donde desempeñó un papel fundamental en cuanto a los radioteatros, dándole vida con el soporte del propietario de dicha emisora a los programas en vivo, de donde salieron importantes artistas del arte de cantar y versear con su programa “ Cosas de mi Tierra” donde nació la primera pareja humorística de la ciudad con sus cantaletas como perspicazmente los anunciaba Castillo Garcìa en cada presentación; Manuel Domingo Martínez, el popular “ Mingo” y Octavio Manuel Valencia Molina “ El compae Manue”, pareja que se disolvió por la muerte tempranera de éste último donde el veterano hombre de radio, quien junto a Ventura Díaz Mejía como su acompañante, le dieron a este espacio el aire característico del saber de la gente caribe, que abrió campo a muchas promesas de la región.

ENTREGA A LA COMUNIDAD

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-5Su actuar a favor de la comunidad en los medios de comunicación en beneficio de la sociedad lo hicieron merecedor de grandes reconocimientos que exaltaron su actividad profesional en campañas cívicas, entre los que resaltamos: “ Medalla al Merito “ otorgada por la Sociedad de Mejores Pública la que recibió con amor propio por el esfuerzo realizado.

Poseyó un humor único para darle mas sabor a lo que hacía y sus parientes y allegados aseguraban que era, un hombre con una chispa vivida en cada momento. Como profesional en los escenarios donde se desenvolvía actuaba rodeado de un gran equipo humano y técnico dispuesto en todo instante a “click clichquear “en las máquinas Remigthon, las brothers para producir los temas noticiosos de gran interés y buscar un anuncio bien importante que llegara a la comunidad .

LA COSTA EN NOTICIA

Nace el radioperiòdico La Costa en Noticias por ese mismo deseo independentista para llegar lejos, abriendo surcos. Los abuelos sostenían que cuando la emisora del momento donde se realizaba “ La Costa en Noticias” dejaba escapar un llamado de alerta identificado como “El flash, flash” acompañado de la advertencia característica de, “atención” flash, flash”, cuando los barranquilleros escuchaban esta señal de alerta, la ciudad se paralizaba era porque había sucedido un hecho de gran envergadura. Era la radio de expectativa que cursó en su época en la capital del Atlántico, porque detras de esa cortina, además de causar una alerta, una especie de… “ oigan esto”, se sabía que algo había sucedido en el perímetro urbano, área metropolitana, departamento o la nación porque quien la anunciaba era la autoridad del hecho del momento.

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-6SERVIR SIEMPRE SERVIR

Su actividad la desempeñó con el deseo mismo de servir. En su actividad Gustavo con una impactante voz, el apoyo milagroso del radioperador Ubaldo Conde Ursola, quien hacia magia para que se lograra el propósito de emitir los sonidos y darle la calidez del mensaje que miles de barranquilleros querían escuchan en la voz de este magangueleño de nacimiento, pero hijo adoptivo de Barranquilla con firmeza hacía valer uno de los principios básicos de la comunicación; servir de emisor para que los oyentes o público receptor digiriera ese mensaje. Y es que no hay que desconocer que después de Marcos Pérez Caicedo, la radio tuvo una serie de cambios buscando su reemplazo de quien pudiera ser el nuevo líder del proceso noticioso, para que creyeran en él, en lo que manifestaba a sus oyentes y expresaran…eso sucedió, fue cierto porque lo dijo determinado locutor o lector de noticias.

– Si señor, lo dijo Marcos Pérez y si él lo anunció, es porque es verdad – era la expresión viva de la gente-.

Marcos Pérez fue un fenómeno radial de los años 60 a 70, logrando imponer su propio estilo radial, lanzando consignas o dichos como:

– A esto se lo llevó pindanga.-

– Está cruzando el Niágara en bicicleta

“ Que Barbaridad Doña Julia”

“ La manta que no respeta pinta”

– No me haga reir porque tengo el labio cuartiado. ( expresión que lanzaba cuando el político o mandatario de turno prometía algo que no cumplía jamás )

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-7Con el “Radioperódico informando” del cual fue su propietario Pérez Caicedo marcó un hito noticioso que retumbaba en los sonidos de los ñeros, ñeros, sus dichos populares como “ A esto se lo llevó pindanga” y “ Cruzando el Niagara en bicicleta”, para resaltar a vuelo de pájaro estos. Se le ocurrió la fantástica idea de innovar creando en su noticiero dos secciones importantes como: “ La Ciudad a vuelo de pájaro” y “ El duende gris”. Ambas se referían a temas cotidianos.

De ahí en adelante muchos fueron los noticieros que a través de sus locutores o directores querían seguir la ideología de Marcos Pérez Caicedo o imitarlo. Se afianzó lo de los radioteatros, algo que también hay que abonársele a Marcos Pérez, porque era un excelente animador de programas de tarima y un magnifico narrador de beisbol.

Posteriormente Gustavo Castillo García tomó como su bastión la modalidad de los radioperiódicos a dúo y entre ellos se destacó “Ojos Oidos y voz de la ciudad” con Ventura Díaz una unión que fue muy escuchada pero con el pasar del tiempo cada uno tomó un rumbo distinto. El de Ventura impuso el de “ La ciudad necesita seriedad”, lo tomó como un lema, buscando darle un sentido a las informaciones mas formalismo, se formaron tertulias con carácter informativo, tocando el tema del dia como base o a veces se relacionaban con la temporada.

SU ESTILO PROPIO

Gustavo por su parte impuso la noticia informal, para darle rectitud a cada comentario porque se le imprimía la pimienta para llamar la atención y decir la verdad, para despertar el interés del oyente en las exposiciones que tenía el matiz típico caribeño y muchos se abstuvieron de actuar desmesuradamente porque en cada rincón había un reportero en el “ caballito de hierro” o la “caballerìa rodante” que se presentaba en todos los barrios como le decían a su noti móvil, que recorrió varios kilómetros en busca de las inquietudes y calamidades de la sociedad. Dos de estos vehículos que tuvo al servicio de la ciudadanía barranquillera y en donde se desarrollaron las más agiles noticias y se cubrieron aterradores hechos, desaparecieron de un momento a otro, por acción de la maldad de sus enemigos que sentían como Gustavo con su equipo de profesionales daba pasos de animal grande, haciéndolos desaparecer sin dejar huellas, que a la postre le ocasionaron daño a la comunidad, porque la privaron de seguir con las noticias en directo en forma inmediata, especialmente porque no era la temporada de las Tecnologías como ocurre hoy.

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-8Sin embargo Gustavo y su equipo no desfalleció y por eso los ciudadanos manifiestan, se preguntan ¿ Cuantos no se enteraron de escogencias de personajes en las administraciones públicas, de la obtención de títulos mundiales, de elecciòn de una reina del carnaval, de los triunfos de nuestros deportistas y hasta de crímenes famosos, desagradables que ayer fueron hechos, pero que hoy se encuentran en la historia?; algunos resueltos, otros a la espera de largos años para definir los inacabables procesos estancados por decisiones absurdas, equivocadas . Los que lograron demostrar que no se había cometido determinado hecho, delito o como se quiera llamar y que en esos instantes se alcanzaba a recobrar la libertad perdida.

OTRO DE SUS MODISMOS

Gustavo Castillo García, emocionado cuando se realizaba una hazaña en la ciudad en la región o en el país, a través de los micrófonos manifestaba….fulano de tal “Amigo mio”, henchido de orgullo destacaba el hecho. Siempre pensaba en su familia y a cada uno de sus hijos les enviaba saludos, entre ellos a Doña Ruth su eterna compañera…pero con todo el corazón a Patricia, se emocionaba y decía “ Pacuca”, una palabra de cariño que dejaba de escapar A sus otros hijos los mencionaba, pero a Jorge Iván Castillo; se puede decir que fue, es y ha sido su llave, por eso sonaba siempre su nombre eb las emisiones .

NI HABLAR DEL PELUQIN

Dicho popular caribeño, fue tomado como un grito de alerta o de expectativa por Gustavo o el “ Viejo Gus” como algunos le decían para criticar un tema o para mostrar una satisfacción, lo que lo afianzó cada día en sentirse el dueño de la sintonía; de aquí lo de… “La manta que no respeta pinta”, porque era inigualable.

Con un poderoso equipo de luchadores- que hasta un cuadro de fútbol desearía tener en eso de alcanzar lo que se proponían sin obstáculo alguno- Una comparación que podría aplicarse no tanto por la profesión que ejercían, porque ambas estaban distanciadas, sino por el don de hacer bien las cosas que tenía cada timonel desfilaron: Aldo Pomares Agamez, Manuel Vargas Cruz, “ el puto” Juan B. Fruto Camargo, Guillermo Martínez, Eduardo Coello Meléndez, Castulo “ Castulin, Castulón “ Meza Mendoza, Wilber Fábregas Molina, Ricardo Diaz De la Rosa, Guillermo Rodríguez Vidal, Fanny Sossa Marquesz ( quien hizo sus pinitos en los medios en tan importante programa noticioso), Carlos “ el griilo” Marin ( como le decía) Helman Hincapié , Alfonso“ cri, cri” Ospina, Gustavo Ospino Durán. Ubaldo Conde Urzola “ El príncipe” de la Consola, era su mas ferviente servidor, porque lo sabía soportar.

El era la señal para quienes trabajamos con él – una especie de cátcher en el beisbol – él nos alertaba cuando Gustavo – ocasionalmente- llegaba “ volao” ( para los que no comprendan este término, significa cuando se encontraba como “ perro de pocas pulgas” o sea, “ no estaba de ganas” o mejor dicho “ estaba fuera de quicio” o para aclarar no estaba de buen humor. Nos hacía una seña para que todos nos quedáramos quietos. A veces el propio Ubaldo “ pagaba los platos rotos” ( Es decir, sufría las consecuencias de su momentáneo mal genio), pero a medida que se iba desarrollando la emisión, su semblante iba cambiando y en una salida de cabina, cuando tocaba una tanda de cuñas, ya volvía ser el Gustavo de siempre ( Y tenía que ser un Piscis que tiene una personalidad tranquila, paciente y amable. Son sensibles a los sentimientos de los demás y responden con simpatía y tacto al sufrimiento y empezaba a mamar gallo. Hablaba de todo un poco de la cotidianidad; especialmente de temas políticos por los que se fascinaba con el apoyo de Mañe Vargas que lo “ picaba” para que se extendiera y sacarle provecho a su intervención en el segmento político.

LA-COSTA-CARIBE-COLOMBIANA-PERDIO-A-UN-ICONO-DE-LA-RADIO-GUSTAVO-CASTILLO-GARCIA-9
Gustavo era único como gerente de su espacio radial, más que jefe era un amigo. Invitaba, luego de terminar sus emisiones nocturna a saborear en el restaurante “ Mi Vaquita” las exquisitas comidas que allí vendían hasta altas horas de la noche cuando en Barranquilla aún no existía la modalidad de las comidas chatarras. Un sábado por la mañana tras concluir la primera emisión invitaba a su equipo periodístico a saborear un bocachico; bien en Barranquillita o el Mercadito de Boston.

EL GUSTAVO SOCIAL

Además de ser amigo de su equipo de colaboradores, le gustaba estar acompañado de sus más cercanos amigos. En todas partes era apreciado y nunca le sucedió nada, el decía con orgullo que la comunidad barranquillera le enviaba a sus ángeles para que lo cuidaran para que no le pasara nada. Y como decían nuestros abuelos “ se espantaba de su sombra” ( Es decir con altivez decía que muchas personas envidiaban sus ojos verdosos, entre ellas las mujeres y expresaba que cuando el creador lo llamase a rendir cuentas, le iba a pedir a su familia que donaran sus ojos a una entidad de la ciudad). Se pavoneaba, como decían nuestros antepasados y le gustaba vestir bien. Hubo una temporada en que se vestía con vestidos de un solo color cada día, estilo liqui liqui. Siempre se le veía bien para darle realce a la labor que profesaba y era de los que vestía con gallardía y porte para siempre estar elegante porque era un representante de un medio de comunicación y el periodista debe distinguirse.

La gente veterana recuerda a Gustavo con sus programas los fines de semana entre ellos “ La Tombola Murcia” que financiaba Almacenes Murcia, un importante almacén de electrodomésticos ya desaparecido. La marca Philips también le debe a Castillo García muchas de sus ventas con el eslogan… “ Tarde o temprano su radio será un philps y Murcia se lo vende en la calle de Jesús.

Le apasionaba realizar campañas, recolectar para los pobres y entre esas campañas aún queda un recuerdo en el Barrio El Bosque en la Cordialidad “ San Martin de Loba”, una imagen que es honrada por los católicos como símbolo a un personaje de la religión que se rasgaba sus vestiduras para socorrer a los necesitados y sus elegantes túnicas terminaban arropando a las personas que estaban en la calle, sobretodo a los ancianos. Muchas otras campañas sociales son recordadas en la ciudad y en la costa como las que realizaba para reparar las casas que perdían sus techos o eran víctimas de vendavales . Siempre estuvo ayudando a los necesitados. A quienes llegaban a la ciudad y no les alcanzaba para retornar a su lugar de origen. A la salida muchas personas lo esperaban buscando en él ese apoyo económico que tanto necesitaban. Con cariño decía… “ Hay que meterse la mano al dril”, hay que hacerlo por los pobres. Hoy por ti, mañana por mí, era su norma. Contribuyó en la adquisición de máquinas para el Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, de acuerdo a comentarios de gente cercana a este en la construcción o reparación de escuelas, donación de coches sillas de ruedas y apoyaba a adquirir el féretro a los familiares de una persona – sin analizar si era cierto o no el fallecimiento de la misma- se mostraba satisfecho por la labor.

BUEN COLECCIONISTA

Algo importante lo caracterizó; guardaba con aprecio y recelo lo que le regalaba y adquiría objetos importantes que aún se encuentran exhibidos en la sala principal de su casa. Es como un “Recordar es vivir”, porque permanecen los radios de la época y sobretodo los de marca Philips. Pintorescos cuadros de la vieja Barranquilla cuelgan en la sala. Todo se encuentran intactos, bien cuidados recordando la época de oro de la radio, de la Barranquilla aquella que se describe en uno de los tantos temas, entre ellos el que entona Nelson Henríquez:

“ Tu guardas dorados recueros de mi Barranquilla cuando era arenosa”

Barranquillero que se respete recuerda el “ Flash, flash, “ el grito de alerta de que un hecho había sucedido en esos momentos, algo de relevancia y la expectativa era la que rompía el silencio , porque Gustavo Castillo lo iba a comunicar, lo iba a dar a conocer con su … “ Atencion, Flash, Flash”, que se repetían varias veces para emitir el mensaje, recuerdan al Gustavo Castillo que de igual manera le gustò la Faràndula hasta el punto que fue la persona que bautizó a Estercita Forero como “ La Novia de Barranquilla”.

UN TEMA, UN HIMNO

Rodolfo Puche, un destacado compositor barranquillero, padre de Blanquita Puche , una de las secretarias – sin dejar de mencionar a Esperanza Márquez otra leal compañera del grupo que acompañaron en la trayectoria de Gustavo Castillo García la misión de hacer que todo marchara a pedir de boca- , se inspiró en la loable labor de este hombre de la radio, quien por su sapiencia deja una estela de enseñanza, sabiduría y ejemplo para todas las generaciones, por lo que fue detallando con su canto, paso a paso lo que reflejaba para los medios de comunicación “ La Costa en Noticias”. El tema de Rodolfo Puche, cuyo nombre artístico es Rodolfo Rey dice así, anunciando el comienzo de cada emisión del Radioperiódico La Costa en Noticias

LO REFLEJO TODO

“ Servicios primicias campañas y temas variados de actualidad/

Se escuchan en forma veraz en la Costa en Noticias que es la verdad/

Gustavo Castillo García que es un hombre noble y muy popular/

Trabaja con mucho optimismo y es el vocero de la comunidad/

Aquí se trabaja con ganas y mucho cariño por la ciudad/

Por eso la Costa En Noticias es el noticiero que se escucha mas/

La caballería rodante, por todos los barrios se va a presentar/

En busca de las inquietudes y temas variados de sociedad/

Aeeehhh, cable internacional,/ Aeeehhh, Noticia nacional,

Aeeehhh,informe regional/ Aeehhh y el hecho local/

En noticia primero la Costa en Noticias, es la verdaadd/

GUSTAVO ENTRE NOSOTROS CON 84 AÑOS DE VIDA

Gustavo Castillo vivió con su familia en la misma casa del barrio El Paraiso de la ciudad de Barranquilla, tranquilo, rodeado de quienes lo han querido y en muchos momentos recordando su pasaje por el mundo de la radio, ese mundo que lo lleno de orgullo el cual para él fue un orgullo, para su familia que nunca lo ha desamparado y espera que Dios lo tengo por muchos años más en este mundo terrenal.

Solo quedan los recuerdos, de esas maravillosas aventuras, de las emociones que se vivieron en urbe más hermosa del caribe colombiano. Sus hijos expresan que Gracias a Dios nunca le ha faltado nada, pero en lo más adentro de ellos saben que no es lo que podría hacerse con un personaje que lo dio todo, que un dia llegó de su recordado Magangué en el departamento de Bolívar, para dar lo mejor de si. Unas veces criticado, pero mayores las veces en que fue aplaudido y que tanto Dios como la sociedad misma son testigos de su loable y noble labor, porque Gustavo Castillo Garcia siempre vive y vivirá en el corazón de la gente.

Su familia manifiesta que afortunadamente vive en su hogar, en su casa, obtenida con el sudor y el producto de su trabajo, pero no recibió aporte alguno del gobierno, ni en lo local, regional y menos nacional, pero que se sienten henchidos de felicidad porque Gustavo Castillo fue un hombre que aportó mucho a la ciudad que lo acogió rodeándolo de amigos sinceros y personas que saben quien fue este personaje grande de la Radio Colombiana.

Reflexión: Es bueno recordar por eso traemos a colación estas dos frases una de Marco Valerio, un poeta latino que dice:

“Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces”.

Y esta otra de Jean Paul escritor y humorista alemán.

“El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados”.

Inline
Inline