La APIC se pronuncia en contra de la agresión que sufrió periodista de CONAPE en México

La Asociación de Periodistas Independientes de Colombia y el Delegado de CONAPE INTERNACIONAL por conducto de los miembros de su Junta Directiva Nacional,   expresa su más enérgico rechazo, se pronuncia y evalúa el caso grave de la CENSURA directa contra nuestro periodista Internacional MACARIO RAMOS CHAVEZ, por parte de personas del gobierno la cual atenta contra la Libertad de Prensa, al negarle el derecho a la información.

La APIC se pronuncia en contra de la agresión que sufrió periodista de CONAPE en México

Hoy creemos que se hace necesario denunciar contundente y seriamente a  funcionarios que violan el libre ejercicio del periodista quienes por estar difundiendo con eficiencia, capacidad, responsabilidad y profesionalismo las informaciones de cada región donde tienes sus áreas de influencias, se les amenace y arrebaten sus herramientas de trabajo, muy a pesar que han evidenciado con sus trabajos entusiastas y abnegados una firme vocación informativa y orientadora, a la vez que un irreductible compromiso profesional, desde una definitiva posición popular, representativa y defensora de los intereses informativos con lealtad y veracidad,  a través de los medios de comunicación social donde están inscritos. En modo alguno la ASOCIACION DE PERIODISTAS INDEPENDIENTES DE COLOMBIA JUNTA DIRECTIVA NACIONAL Y EL DELEGADO DE CONAPE INTERNACIONAL EN CARTAGENA permanecerá impasible ante estas situaciones y, al igual que lo ha hecho en todo momento y circunstancia parecida o ajena, cuando injustamente ha sido dañado, insultado, agredido o faltado en su dignidad cualquier periodista Independiente, por lo que en este momento apoyamos al periodista MACARIO RAMOS CHAVEZ, de CONAPE INTERNACION en MEXICO,  igualmente a los periodistas independientes Colombianos amenazados de los departamentos de la Guajira, Cesar, Bolívar, Magdalena, La Mojana, La Depresión Momposina, Córdoba, Cúcuta, Meta y en otros municipios donde aun se vive la violación a la LIBERTAD DE PRENSA  y hemos dejamos claro que una agresión a esta actuación de un periodista lo es en directo a la misma libertad de expresión y, con ello, a toda la ciudadanía y la democracia en sí.

Por eso la APIC defiende el derecho a la libre expresión por ser este uno de los más fundamentales, ya que es esencial en la lucha para el respeto y promoción de todos los derechos humanos. Sin la habilidad de opinar libremente, de denunciar injusticias y clamar cambios – el hombre está condenado a la opresión.

Por estas mismas razones, el derecho a la libre expresión es uno de los más amenazados, tanto por gobiernos represores que quieren impedir cambios, como por personas individuales que quieren imponer su ideología o valores personales, callando los otros.  Es por ese motivo que la lucha de la libertad de expresión nos corresponde a todos, ya que es la lucha por la libertad de expresar nuestro propio individualismo.

Respetar la libertad de los demás a decir cualquier cosa, por más ofensiva que se considere, es respetar la propia libertad de palabra. Los periodistas tienen el deber de informar responsablemente a los ciudadanos y a hacer valer su derecho a la libertad de expresión.

En Colombia como en México existe libertad de prensa, pero igualmente se presentan una gran cantidad de factores que hacen que esta libertad se vea afectada de forma estructural. Esta frase, por contradictoria que puede llegar a parecer, refleja las múltiples complicaciones que conlleva el ejercicio del periodismo en un país que se transforma socialmente en medio del conflicto armado y la corrupción administrativa.  

La transparencia, la equidad, la veracidad y la búsqueda de la verdad son fundamentos centrales dentro del periodismo liberal, que llevan a que la labor del periodista sea mucho más que una simple acción de transmisión de hechos de interés público a la sociedad. ¿Cómo mantener estos principios en medio de la corrupción administrativa y del conflicto armado colombiano y mexicano? ¿Cómo lograr que esta responsabilidad social esté lo suficientemente “blindada” frente a los intereses de los actores de estos dos conflictos? ¿Cómo lograr que la información, sin ánimo de ser inocentes o ingenuos, no se transforme en un botín de guerra más o  blanco de los actores de la corrupción?

La Asociación de Periodistas Independientes de Colombia APIC, Junta Directiva Nacional y el Delegado de CONAPE INTERNACIONAL en Cartagena, seguimos con preocupación, la violación al libre ejercicio del periodismo, que actualmente se dirige en algunos sectores de México y Colombia para causar terror en las personas que se han resistido ante la agresión a la dignidad y el maltrato moral fomentado por funcionarios y cómplices de la persecución política que constituye delito a la libertad de expresión como lo hacemos todos los que pertenecemos a CONAPE INTERNACIONAL. 

Para constancia se firma el presente en Cartagena de Indias, a los veintiún (21) días del mes noviembre de (2.015).

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

 

WILLIAM HUNDELSHAUSEEN CARRETERO         PAULINO CORTES INDAVUR

PRESIDENTE NACIONAL  A.P.I.C.                                     SECRETARIO NACIONAL APIC

Inline
Inline