José Cárdel Murrieta, líder agrarista

Por Fernando Hernández Flores
 
Cuando las campanas del campo retumben, son para acudir al llamado del hombre que fundó el ejido “El Salmoral”, que por su honestidad, por su buen liderazgo y su enorme talla de hombre defensor de las causas sociales justas, falleció un 25 de diciembre de manera vil, como aquel Cuauhtémoc, defensor de la gran Tenochtitlán, así le pasó a José Cárdel, guerrero del agrarismo veracruzano. Los cenecistas de la Liga de Comunidades Agrarias, Sindicatos y Organizaciones Campesinas del Estado de Veracruz debemos levantar la bandera de la paz, la armonía, el acuerdo y el pacto social campesino exigiendo los derechos de las y los trabajadores de la tierra, porque por ellos tiene sentido la organización de todos. 
 
Es en el liderazgo del Senador Manuel Humberto Cota Jiménez, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC, donde los campesinos e indígenas veracruzanos nos identificamos y nos guiamos, es en ese surco donde caminaremos al ritmo del himno agrarista, acudiendo al llamado del primer cenecista de la nación, Enrique Peña Nieto y del primer cenecista en el estado, Javier Duarte de Ochoa para que unidos en una sola ruta transformemos al campo.
 
Cuando las campanas suenen en el campo, es porque estamos arando la tierra, estamos de la mano de cada jornalero, de cada ejidatario, de cada pescador, de cada dirigente de las diversas ramas de producción, porque la Confederación Nacional Campesina en el Estado de Veracruz volverá a sus raíces, es el tiempo que vaya en el camino que le corresponde. Porque en la Liga de Comunidades Agrarias está la esencia del galvanismo, tejedismo, cardenismo y cardelismo, y esa esencia ha vuelto para quedarse y regar semilla en abundancia porque el compromiso va más allá de una dirigencia que requiere unidad, va por los que aun creen y los que no creen en ella, por los que la han denostado, por los que han abusado de la misma, la nueva dirigencia de la CNC en Veracruz viene a la par con el relanzamiento del campo mexicano.
 
Cárdel Murrieta fue fundador de la Liga de Comunidades Agrarias del Estado de Veracruz en marzo de 1923 con Úrsulo Galvan Reyes, Manuel Almanza y un sinfín de luchadores agraristas, como el indio de la sierra, Carolino Anaya Ramírez. El campo es quien fortalecerá al país y al estado, por ello se debe apostar al campo y darle seguimiento preciso a las necesidades y carencias que se viven ahí, por eso requerimos buenos liderazgos.
 
Cuando tocó los intereses de los poderosos José Cárdel Murrieta inmediatamente lo tomaron preso, lo martirizaron y rebanaros sus pies, haciendo caminar un buen tramo, hasta que lo asesinaron. Cuando las campanas suenen, es porque la tierra se ha entregado a millones de campesinos, es porque en el 2015 habrá un presupuesto de 352 mil millones destinados al campo mexicano aprobado por el congreso de la unión, es porque 2015, es el año de la Ley Agraria y se cumplen los primeros cien años de su promulgación aquí en nuestro bello Estado de Veracruz.
 
La unidad de la Confederación Nacional Campesina en el Estado de Veracruz es lo que más interesa a los trabajadores de la tierra, porque ellos son el motor que nos mueve, hay mucho por hacer y por construir, haciendo que la Liga Agraria sea más humana, más social, más dinámica, más productiva y eficaz, por eso y más quiero dirigirla con todos ustedes. Unidos por un nuevo rostro para el campo desde la CNC con Peña Nieto, Duarte de Ochoa y Cota Jiménez. ¡Feliz navidad para todas y todos!
 
Paxkatkatsini. venandiz@hotmail.com Twitter @tepetototl
Inline
Inline