Guayabazo: ¿Qué esperan para castigar?

Por Manuel García Javier

En meses anteriores y hasta la presente fecha, la nota principal de los notarrojeros era en el sentido de que habían asaltado una tienda y que los vándalos habían huido en un taxi. También era común que cayera una banda de secuestradores, o de atracadores, incluso asesinos y como prietito en el arroz también entre ellos había un taxista

El mega bloqueo del pasado martes nos da un parámetro de que “alguien” o muchos “alguien” ayudaron a los taxistas a cometer actos de vandalismo en todo Villahermosa y, con justa razón, aunque cueste trabajo aceptarlo, losantimotines actuaron –a como debió ser– y tuvieron que utilizar la fuerza para desbloquear las cuatro entradas de la ciudad que causaron serios problemas a terceros.

Los llamados “cafres” del volante, no entendieron que la población tenía que llevar a sus enfermos a los diversos hospitales villahermosinos; tampoco comprendieron que miles de personas perdieron su día laboral porque no pudieron estar a tiempo en sus centros de trabajo; y  mucho menos que cientos de madres de familia se vieron en la penosa necesidad de esperar hasta pasadas las cinco de la tarde para poder ir a darles alimentación a sus hijos.

Para los señores taxistas, “amos y señores de las calles capitalinas”. (y con una disculpa porque hay honrosas excepciones) la única ley que existe es la de aprovecharse del pueblo, pues para nadie es ajeno que cobran el servicio al precio que se les antoja, brindando pésimo servicio donde el usuario tiene qué soportar el odioso calor porque se niegan a encender el clima argumentando precios de las gasolinas y el nauseabundo olor a sobaco de quienes comparten el viaje, pues no respetan que cada unidad debe llevar como máximo 5 pasajeros incluyendo al conductor.

Hay dueños de taxis (que no trabajadores del volante) que sólo se dedican a recibir el dinero en dos horarios (dos de la tarde y seis de la mañana) y son dueños de flotillas que oscilan entre cinco y diez unidades, violando con ello el Artículo 26 de la Ley de Transporte que prohíbe prácticas monopólicas. Eso sin contar con los “taxis piratas” que ellos mismos se autorizan con la venia de las autoridades de la SCT (se comenta que son alrededor de mil ilegales que circulan en la capital tabasqueña que ingresan en la bolsa de inspectores mil 500 pesos mensuales); es decir, un millón y medio que reciben sin despeinarse.

Ahora bien, las concesiones o permisos que el Gobierno proporciona cada determinado tiempo, previos estudios de factibilidad, no exclusivamente se deben otorgan a las uniones de taxis, porque al menos la mencionada Ley en su artículo 48 mandata que “los particulares carecen de algún derecho preexistente para exigir a la autoridad el otorgamiento de autorizaciones para tal fin”.

Además, algo muy importante, las concesiones, que pueden ser revocadas o canceladas, tienen vigencia de diez años, prorrogables por plazos similares. Es decir, debemos entender que llevan estricto control paracancelar a quienes han violentado la ley y, principalmente, a quienes se han visto ligados a actos vandálicos. Por lo demás, ninguna novedad.

SIN PRIVILEGIOS NI CANONJÍAS

No habrá privilegios ni canonjías para nadie en el gobierno de Evaristo Hernández Cruz. Al contrario, servirá a su pueblo con austeridad, honestidad y transparencia. Ese es su compromiso y así se espera que cumpla su palabra que a partir de ahora empeña con los habitantes de Centro.

A partir del 14 del próximo mes, el abanderado de Morena  a la presidencia municipal de Centro, iniciará su periplo sin dispendios ni confrontaciones y para ello tendrá que hacer campaña a ras de tierra, caminando 10 horas diarias y visitando casa por casa para exponer su propuesta de gobierno.

El enorme paquete que Evaristo se echa a cuestas con la promesa de cambiar toda la tubería obsoleta de drenaje de la capital tabasqueña; colocar la de aguas pluviales para acabar con las inundaciones de calles y avenidas, además de la construcción de una nueva planta potabilizadora, le da dos opciones: si cumple, será el inicio de su ascenso hacia la Gubernatura, pero si no, estará preparando sus exequias como político.

Porque hacer obras de esa magnitud, no cualquiera se echa el trompo a la uña, pues nadie le quiere invertir en obras costosas y prefieren repartir despensas, pollitos, patitos, migajas y no hacer las obras que realmente merece el pueblo.

Claro está, que para ello se espera contar que el pueblo decida, como seguramente lo hará, para que Andrés Manuel López Obrador sea Presidente del país; Adán Augusto López Hernández asuma la Gubernatura de Tabasco y él logre la alcaldía de Centro. Estaremos al pendiente de ello… Nos leemos en la próxima, estoy en : guayabazo@hotmail.com.

Inline
Inline