EL PARTIDO SINALOENSE ENTREGA COBERTORES A LAS FAMILIAS VULNERABLES ANTE LA OLA DE FRÍO

  • Angélica Díaz de Cuén Exhorta a la Sociedad a brindar apoyo a los que menos tienen.

img_20130114193634Culiacán, Sinaloa.- El Partido Sinaloense (PAS) inició el reparto de cobertores a las familias de comunidades vulnerables de Sinaloa, al instrumentar un operativo preventivo de ayuda humanitaria inmediata, ante las bajas temperaturas registradas y en solidaridad con las personas más desprotegidas y que requieren de apoyo urgente para protegerse de las inclemencias de este crudo invierno.

La Señora Angélica Díaz de Cuén, presidenta de las y los activistas sociales del PAS, entregó personalmente cobertores a las familias que habitan la Colonia La Cascada en Culiacán y anticipó que, aunque este instituto político no cuenta con los recursos suficientes, continuarán repartiendo cobijas a los sinaloenses que más lo necesitan.

Mientras arropaba un adulto mayor y a un pequeño, visiblemente conmovida, exhortó a la ciudadanía a extremar precauciones ante la onda gélida y abrir su corazón para dar una cobija a aquellos que no tienen siquiera con qué cubrirse y que sufren en condiciones adversas las actuales condiciones climatológicas.

“No podemos –enfatizó- quedarnos de brazos cruzados. Si esto no lo entiende quien deba entenderlo, nosotros sí. Muchas veces un simple cobertor es cuestión de vida o muerte. No es posible que la pobreza le arrebate la salud o la existencia a un pequeño, o a un adulto mayor”.

Sostuvo que es un deber moral, no solamente de las autoridades sino de aquellos que ostentan cargos de elección popular y de la sociedad en su conjunto, no quedarse indiferentes ante el sufrimiento ajeno y acudir en apoyo, de manera personal o a través de cualquier mecanismo, a aliviar un poco el intenso frío que están sufriendo muchas familias sinaloenses.

img_20130114193630“El frío, lamentó, ha causado estragos en el campo pero lo que más nos preocupa es la salud y la vida de las familias más pobres de Sinaloa que habitan las colonias urbano marginadas, las comunidades rurales, pesqueras y serranas del estado, apartadas de toda esperanza, mientras aquellos que pueden brindar ayuda, e incluso quienes tienen la obligación de hacerlo, se encuentran en la comodidad de oficinas y hogares que gozan de calefacción, sin hacer absolutamente nada por esas familias olvidadas”.

Subrayó que los consejos son bienvenidos, sobre la manera de tomar precauciones para proteger la salud ante el frío, pero hace muchísima más falta brindar apoyos concretos, pues muchos sinaloenses sobreviven al margen de programas sociales y con las puertas cerradas al bienestar y a la salud a que tienen derecho, condenados al desamparo total. “Esto es inadmisible pero es la triste realidad que tenemos ante nuestros ojos”, señaló.

La situación de Sinaloa es compleja, lamentó, y es en situaciones tan difíciles cuando se puede apreciar la desesperanza y el difícil acceso que tienen muchas familias a su supervivencia, y mucho menos a una mejor calidad de vida.

“El Partido Sinaloense (PAS) no se detiene ante lo accidentado de los caminos y la distancia, si los vehículos no entran, nos vamos caminando, en caballo o en mula, por aire o por cualquier otra vía, pero nosotros estamos del lado de la gente que necesita nuestra ayuda, porque así somos los verdaderos sinaloenses”.

Finalmente, sostuvo que los 18 Comités Directivos Municipales del PAS, todas las asociaciones de mujeres y jóvenes, las brigadas de salud y los activistas sociales de este instituto político se encuentran trabajando para ofrecer su apoyo a los sinaloenses más vulnerables, con la prioridad en atender a los niños y a los adultos mayores.

Inline
Inline