Convenio con PEMEX evidencia corrupción en la SCT Colima

  • Empresa Bonaterra se quedó con asfalto que PEMEX donó a Colima
  • En el convenio número 4233 que fue firmado en el 2013, aparece que serían 3 mil toneladas de asfalto 200 mil litros de gasolina Magna y 200 mil litros de diésel.
  • Dicha empresa es la que está haciendo la obra de ampliación a seis carriles del tramo Asmoles – Colima

Investigaciones especiales / El Observatorio

La corrupción en las esferas del gobierno federal no es la excepción en el estado de Colima en esta ocasión se ve involucrada la secretaría de Comunicaciones y Transportes, al vender al mismo gobierno asfalto que PEMEX donó para el estado de Colima.Convenio-con-PEMEX-evidencia-corrupcion-en-la-SCT-Colima

A través de documentos que nos hicieron llegar a esta casa editora, aparece un convenio número 4233 con ficha GDS/DE/130/2013, el cual fue firmado el 19 de diciembre del 2013 y sería ejercido en el transcurso del año 2014, mediante el cual Petróleos Mexicanos dona al gobierno estatal 3 mil toneladas de asfalto, 200 mil litros de gasolina y 200 mil litros de diésel.

En el citado convenio se hace mención que dicho material es para beneficiar a los 10 municipios que conforman el estado de Colima.

En dicha información aparece que el asfalto sería entregado por la planta de PEMEX ubicada en Salamanca y la empresa que sería Tranportes Vanzini quien traería el material a Colima.

Sin embargo, dicho material nunca llegó a su destino, tampoco se le dio el uso para lo que se había estipulado en el convenio de donación, que era para el mantenimiento de la red carretera en los diez municipios y dicha empresa lo descargó en el municipio de Villa de Alvarez en las instalaciones de la empresa Constructora y Urbanizadora Bonaterra S, A de C.V.

Dicha empresa es la que realiza la obra de ampliación del tramo carretero Asmoles – Colima, obra que obtuvo a través de un contrato con la SCT para ejercer dichos trabajos que por cierto lleva dos meses de retraso y debido a eso también se han provocado varios accidentes.

Alejandro Torres Contreras quien es responsable de dichas obras y además funcionario federal, titular de la SCT en Colima también es propietario de varias gasolineras en el estado por lo que se presume que el combustible pudo haber sido descargado en alguna de ellas.

Y por parte del gobierno estatal el responsable de haber firmado de recibido las remisiones de la empresa Transportes Vanzini es el Ing. Carlos Arias, empleado de la Secretaría de Desarrollo Urbano, quien se prestó a la corrupción ya que aparecen sellos y firma de recibidos del material, cuando en realidad no llegó nada para gobierno del estado.

Inline
Inline