Contraloría de Altamira identifica a maestros “patito” que darán de baja

  • El municipio  requiere 100 docentes a la SEP

Por: Lidia Rita Bonilla Delgado

Secretario de la ContraloriaURBE INDUSTRIAL.- La espada de Damocles pende sobre el cuello de al menos un centenar de personas frente a grupo que se desempeñan como maestros y maestras, de diferentes escuelas de Altamira  sin contar con los estudios que avalen su trabajo. Ya han sido detectadas 20 personas que no cubren el perfil que se requiere para ser profesores y serán dados de baja.

Lo anterior fue informado por el Secretario de la Contraloría municipal Marco Antonio Gómez Castillo, quien atendiendo las instrucciones precisas del alcalde Armando López Flores  se ha avocado a verificar al personal que labora por parte del  municipio  en las escuelas.

 “El Alcalde nos pidió que checáramos nóminas y en este caso nos pidió que nos desviáramos a la nómina de Educación,  que revisáramos caso por caso, estamos yendo a las escuelas, checando directamente que estén los maestros dando clases, pidiéndoles su certificación como  maestros y que de verdad la escuela los necesite, después  de esta verificación e empezarán a tomar decisiones”, dijo.

Aseguró en entrevista que han detectado a 20 personas en función de maestros, quienes no solamente no cuentan con el título de docente, sino que incluso no cuentan con estudios , en este sentido asevero “La ley es muy clara en eso, claramente lo dice: que un maestro frente a grupo debe estar titulado y presentar incluso hasta la cedula profesional”.

Argumenta el funcionario municipal que no son maestros,” no pueden ponerle una calificación a un alumno, ni siquiera han terminado los estudios profesionales”, enfatiza mientras muestra una copia del articulo 21  la Ley General de Educación  (reforma 2013) y 56 de la Ley de Educación para el Estado de Tamaulipas. En ambas se presenta la exigencia del título del profesional docente.

Con salarios irrisorios de mil 500 y dos mil pesos por quincena, las personas que se venían desempeñando como maestros se detectaron en 10 escuelas.

Se requiere dice Gómez Castillo que la Secretaria de Educación Pública mande los maestros que se requieren, ya que en este rubro el Ayuntamiento eroga cerca de un millón de pesos al mes en la nomina de maestros “municipales”, en donde también se contempla al personal administrativo e intendentes de las escuelas; estimando a  que bien podría aplicarse este recurso  en la construcción de dos o tres aulas por mes.

Inline
Inline