CONAPE hace posible la visita del Príncipe de Camerún Jean Louis Bingna a Zinacantepec en el Estado de México

  • El gobierno no hace la publicidad necesaria para que los ciudadanos visiten las bellezas de México: Jean Louis Bingna
  • Esta visita tan importante se logró gracias a la gestión del Presidente Internacional de CONAPE, Lic. Raúl González Nova, quien ha trabajado en beneficio del gremio periodístico y de los ciudadanos: Manuel Castrejón Morales.

Por Christian González Murillo / Vicepresidente de Imagen Institucional de CONAPE.

Zinacantepec, Estado de México.- “México es el ombligo del mundo, ustedes son un país único, lo único que le falta a México es la comunicación” expresó el Príncipe del reino de Bamoun en Camerún, el Doctor Jean Louis Bingna refiriéndose a que en México se pueden encontrar todas esas bellezas arquitectónicas, culturales y naturales que muchas veces los mexicanos visitan en el extranjero.

El diplomático expresó que a México sólo le falta difusión de sus lugares turísticos en el interior de la República y a nivel internacional, “el gobierno no hace la publicidad necesaria para que los ciudadanos visiten las bellezas del país” aseguró.

Con motivo de la presentación de su libro “La Esencia de un Príncipe Bantú”, el Doctor Jean Louis Bingna fue recibido por Manuel Castrejón Morales -quien en ese momento era el Presidente Municipal de Zinacantepec-, quien expresó “este es uno de los días más fructíferos en mi vida, siempre que se tenga la oportunidad de intercambiar aspectos culturales, de conocer culturas diferentes a la nuestra, pero principalmente, de coincidir en ideales de lucha para salir adelante, no debe haber límites”.

La reunión tuvo lugar en el H. Ayuntamiento Municipal de Zinacantepec, en presencia de autoridades locales como el Síndico Municipal, Regidores, delegados, miembros de la prensa y público en general, quienes atentamente escucharon las experiencias de vida de Jean Louis Bingna, quien hoy en día trabaja como profesor en la Ciudad de México.

La historia del hoy catedrático se remonta a 2011, cuando se vio obligado a salir de Camerún y huir a la Ciudad de México, después de enterarse de que su nombre era el primero en la “lista negra” del gobierno, cuya prioridad era matarlo.

“Mi vida es más que un libro de historia. He tenido una vida demasiado complicada”, comenta en un español con un fuerte acento francés.

El Doctor Binga relató además que todo comenzó con su abuelo materno, figura clave en la independencia de la nación africana y fundador del primer partido de su país, la Unión de la Gente de Camerún (UPC, por sus siglas en francés); mismo que fue asesinado en 1958 por fuerzas francesas.

“Toda la vida de mi familia es de lucha por la humanidad, por el respeto del derecho humano, de los periodistas, de la mujer, de la cultura, de los niños y de todos. Es por eso que yo estoy afuera; yo no soy como otra gente, que viene porque quiere viajar a otras partes del mundo, o porque se salió de su país porque no hay trabajo. Yo estoy afuera por mis opiniones políticas”, remarcó.

Cierta noche, a Bingna le llegó una llamada que definiría su futuro.

“Mi hermana me llamó para decirme: ‘Louis, Louis, el Embajador de Francia es mi amigo, me dice que tu nombre es el primero en la lista de gente que el gobierno tomó la decisión de matar. ¡Por favor, yo no quiero que tú mueras, sal de Camerún con todos tus amigos!'”, relató.

“Esa misma noche me reuní con la dirigencia de mi partido y tomamos la decisión de pedir asilo. Pedimos asilo en Estados Unidos, en Francia y en Inglaterra”.

Aunque Estados Unidos aceptó su solicitud, su madre lo previno sobre el riesgo de trasladarse a un país que mantiene relaciones diplomáticas con Camerún y en donde podría ser asesinado.

Su hermana lo puso entonces en contacto con una amiga empresaria de Durango, quien se encargó de arreglar su viaje. Bingna obtuvo una visa para viajar a México.

“Perdí todo. Todo lo que tengo lo perdí, como canta Vicente Fernández”, señala, luego de lamentar que sólo puede contactar por correo electrónico a los familiares y amigos que dejó en su país.

Al llegar a México –relató- vivió escondido en Durango por tres semanas, en la casa de su amiga, hasta que decidió acudir a “donde las cosas ocurren”: la Ciudad de México.

Durante el evento, el Doctor Bingna firmó el libro de visitantes distinguidos del municipio de Zinacantepec, cabe destacar que el entonces alcalde de ese municipio, reconoció la labor del Presidente Internacional de Compañeros Internacionales de Periodistas y Editores A.C. (CONAPE), L.C.C Raúl González Nova, por hacer posible la visita del Príncipe de Camerún Jean Louis Bingna, esto –mencionó- se logra gracias a la amistad y a las gestiones que CONAPE ha venido realizando en beneficio del gremio periodístico y de la ciudadanita del mundo.

Inline
Inline