CARTA ABIERTA AL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO

MAESTRO Y DR. ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS.

GOBERNADOR DEL ESTADO DE MEXICO

LIC.  ALFREDO CASTILLO CERVANTES.

PROCURADOR GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE MÉXICO.

P R E S  E  N  T  E.

El que suscribe C. Ricardo Espejel Arellano, Vicepresidente Zona Valle de México de CONAPE,  acudo a usted para hacer la siguiente denuncia:

Es  indignante el burocratismo que existe en la Coordinación Estatal de Recuperación de Vehículos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), pues el pasado 16 de febrero de este año, sufrí un accidente automovilístico, a causa de que un conductor se metió en sentido contrario sobre la carretera Chalco-Tlahuac e  impactó de frente el auto en el que me transportaba.

El responsable fue detenido por la policía de tránsito municipal y yo fui trasladado a un hospital de emergencia, debido a que presentaba fractura de tibia y peroné en la pierna izquierda, así como lesiones en pecho y brazos. En el hospital me tuvieron que operar y colocar dos implantes metálicos y ocho tornillos y después de múltiples dolencias permanecí 14 días en dicho nosocomio hasta que me dieron de alta, sin embargo aún no puedo mover la pierna y sigo con múltiples cuidados en la herida por la operación que fue de 23 cms.

Mi familia llegó a un arreglo con la persona detenida para que cubriera los daños causados a mi vehículo y fuera liberado el conductor que ocasionó el accidente. De este caso tomó conocimiento el Lic. Carlos Ponce, Agente del Ministerio Público, del Segundo Turno del municipio de Valle de Chalco Solidaridad, quién inició la carpeta de investigación  número: 302080620065912.   

Como no puedo caminar ni andar en silla de ruedas,  mis familiares cercanos estuvieron cada tercer día en el ministerio público, esperando hasta cinco horas en cada ocasión, para cubrir los trámites que les exigió la Lic. María Blanca Palestina, secretaria del ministerio público, quién les requirió la acreditación de la propiedad del vehículo, y muchos trámites más. Simplemente para revisar la factura original del auto los tuvo esperando siete horas. Para decirles en 5 minutos, “está bien déjenme dos copias y pueden retirarse” y regresen en tres días”.

Al volver nuevamente cuando les tocó turno, Hizo esperar a mis familiares cuatro horas, solo para decirles que tenían que llevar un documento firmado y sellado por un perito de la PGJEM donde hace constar que el vehículo no está remarcado de su serie y que tenían que localizar al perito hasta la Fiscalía del municipio de Ixtapaluca.  “Y que no regresaran hasta que tuvieran ese documento y además les advirtió que ese trámite iba a tardar mucho tiempo, si no llegaban a un acuerdo previo (económico) con el perito”.

Luego de tres días de acudir y esperar hasta cinco horas al Sr. Perito, de nombre Carlos Delgado, y luego de convencerlo para que los acompañara al corralón a sacar las calcas de la serie del auto, al llegar al lugar donde guardan el vehículo, el cofre se encontraba atorado por el golpe y simplemente el Sr. Perito dijo que no podía esperar y sin más se retiró del lugar, diciendo que lo buscarán al otro día en su oficina o que le avisarán por teléfono cuando ya estuviera liberado el cofre. El señor no quiso esperarse ni 10 minutos en lo que desatoraban el cofre del vehículo. Al contrario muy molesto se retiró.

Al otro día fue mi familiar para avisarle que ya estaba liberado el cofre y que si lo podían llevar a que tomara las calcas del auto, contestando el perito: “No puedo, va a ser cuando yo les diga, no cuando ustedes quieran, pues tengo mucho trabajo y si quiere espéreme”. Eran las dos de la tarde cuando dialogó con el funcionario. Dieron las siete de la noche y el perito salió de su oficina y al ver a mi familiar, simplemente le dijo: “hoy ya no podré ir, porqué ya es tarde, pero vengase mañana tempranito a las nueve en punto y vamos a sacarle los registros a su auto”.

Al otro día mi familiar llego puntual, sin embargo el perito arribó en una motocicleta alrededor de las 12 del día. Y ya eran varias las personas que lo estaban esperando, por lo cual entró a su oficina y se tardó más de dos horas en salir. Y cuando lo hizo solamente le dijo a mi familiar, que tenía que ir de urgencia a Nezahualcoyotl y no podría ir, pero que él se comprometía a acudir al corralón al otro día a sacar las calcas del auto, pero que se le apoyará con lo de la gasolina. Mi familiar le dijo que sí que no habría problema con los gastos, pero que quería ya ese documento.

Cuando ya se retiraba, el perito lo llamó y le dijo: “No me acordaba, pero mañana es viernes 2 de marzo, es la erección del Estado de México, es día oficial y no hay labores, mejor vénganse hasta el lunes en la tarde”. Mi familiar le pidió de favor que ya resolviera ese asunto, que estaba consciente de que se le iba a dar para su gasolina y gastos de traslado, pero que ya le entregará el documento donde certifica que el vehículo no esta remarcado, ni tiene algún problema. El perito simplemente lo miro y le dijo: “Voy a venir mañana a ver su asunto, yo vengo desde el D.F y voy  a sacrificar mi día de asueto con mi familia para ver su caso, así que espero que usted consideré el sacrificio que haré y no después ni las gracias me dé”. Mi familiar aceptó su propuesta y le dijo que no se iba a dar por mal servido en cuanto le entregara ese documento. El perito le pidió su número de celular y le dio a mi familiar el suyo.

Y afortunadamente el perito si cumplió y llamó a mi familiar alrededor de las 2 de la tarde y le dijo que en una hora le entregaba el papel de registro del vehículo. Mi familiar llegó puntual a la fiscalía de Ixtapaluca, y fue hasta las cinco de la tarde que le entregó el documento. Y se le dio un apoyo de 200 pesos, lo que originó el enojo inmediato de este funcionario.

Ya con ese documento se trasladó al ministerio público de Valle de Chalco, (arribó alrededor de las siete de la noche) para presentarlos y solicitar la liberación del vehículo. Pidió hablar con la Lic. Blanca Palestina, Secretaria del Ministerio Público y ésta lo recibió hasta las 11 de la noche. Le pidió los documentos del perito y le dijo que estaban bien, pero que se siguiera dando sus vueltas, pues ahora le hacía falta otro documento: “que le tenían que enviar de la Coordinación Estatal de Recuperación de Vehículos, y como lo envían desde Toluca, no hay fecha para su llegada. Puede ser en una semana o en un mes o tres, quizá en más tiempo. Así que esté pendiente”, le dijo con tono de burla.

Mi familiar le dijo que quería hablar con el Licenciado Carlos Ponce, el Ministerio Público del segundo turno y quién lleva este caso, pero su secretaria le dijo que estaba muy ocupado y que no podía recibirlo. A pesar de que el señor estaba sentado en su escritorio, tomándose un café y platicando amenamente con varios de sus asistentes. Esperó una hora (12 de la noche) y nunca lo llamaron para que pasara. Se acercó a la barandilla y su secretaria le dijo que mejor se fuera, ya que el MP estaba muy ocupado y no lo iba a recibir. Que regresara en dos días ya que les volviera a tocar turno y lo citó a las cinco de la tarde.

Eso fue el día 2 de marzo y  ya pasaron cuatro turnos más y mis familiares han acudido puntuales a las citas y después de hacerlos esperar una o dos horas, para que los atienda la Lic. Blanca Palestina,  les dice que “aún no llega el documento de Toluca, y desgraciadamente no puede hacer nada, ya que sin ese papel no pueden entregar la liberación del auto”, así que les recomendó volver a asistir el próximo jueves 15 de marzo “a ver si ya llegó el documento” Ese día puntuales acudieron a la cita pero la Lic. Blanca luego de tres horas de espera les dijo: “les tengo una mala noticia, que aún no llega el documento y ya lo rastreamos y nos informaron que el perito que lo traía se accidentó y esta de incapacidad, por lo que tardará de uno a dos meses para recibir ese documento, pero si quieren que se agilice el trámite, el ministerio público les puede ayudar, pero necesita un apoyo para gastos de llamadas telefónicas y de recepción de fax con los documentos.”

Mi familiar le dijo que si, que por dinero no habría problema, pero ya quiere ese documento para poder liberar el auto que ya cumple  30 días en el corralón.

SEÑOR PROCURADOR:

Toda la documentación que se nos requirió se entregó en tiempo y forma, lo más rápido posible, pero de nada ha servido, pues el ministerio público no le da impulso a nuestro asunto. Y eso que le aclaro que yo no fui el responsable de ese accidente, fue el otro conductor. Y como víctima no he podido recuperar mi auto y tengo que pagar $ 35 pesos diarios de corralón, lo que a esta fecha suman: $1,050.oo pesos  y además  $ 8,500.oo pesos de las 10 horas que mi auto estuvo enganchado en la grúa, porque el ministerio público “tenía mucho trabajo y no podía salir a dar fe del vehículo, ni tomarles la declaración a los conductores detenidos”, de arrastre otros $ 3,500 pesos incluido el banderazo y los kilómetros recorridos. En total tengo que pagar $13,550.oo por culpa del burocratismo del agente del ministerio público.

LIC. ALFREDO CASTILLO:

¿Está es la justicia pronta y expedita que  los agentes del ministerio público, los peritos y los encargados de la coordinación de recuperación de vehículos imparten a los mexiquenses?

Cómo es posible que en su portal de internet de la PGJEM se pueda verificar en segundos si un auto tiene reporte de robo y sus funcionarios se tarden semanas para enviar ese mismo documento a los agentes del ministerio público. ¿O acaso es argumento de los funcionarios de las agencias del ministerio público para pedir dinero, por su trabajo? ¿Acaso su sueldo no les es suficiente y se ven en la necesidad de pedir por los trámites a las personas que somos víctimas de accidentes, para poder recuperar sus vehículos?

Mi automóvil que aún está detenido, lo adquirí nuevo de una agencia y no tiene ningún problema de reporte de robo. Y a pesar de ello es la fecha (30 días) en que no puedo recuperarlo porqué el ministerio público no me ha entregado el documento de liberación y él culpa a los de la “coordinación de Toluca”.

Por ello recurro a usted, para solicitarle su valiosa intervención y recuperar mi automóvil. Yo aún permanezco en cama, sin poder mover el píe ni levantarme por la gravedad de mi operación, por ello mis familiares me han apoyado para realizar los trámites para la recuperación de mi auto, pero es sorprendente la gama de trabas que le ponen sus funcionarios.

Le comento, que en todas las ocasiones que mis familiares han acudido al ministerio público, no les han permitido hablar con el licenciado Ponce, que está como titular del ministerio público. Sus secretarias no lo permiten y cuando sale de su oficina y lo han querido abordar, les dice en forma despótica que en la banqueta no atiende ningún asunto relacionado a una carpeta de investigación.

En lo personal traté de presentar esta queja en los teléfonos que aparecen en su portal de Internet y que a continuación le describo:

01 800 702 87 70  – 01 800 398 07 74 06  y (01 722) 2 26 17 14. Pero en ninguno de ellos me quisieron comunicar con usted o con su secretario particular.  A través de su portal de Internet, presente una queja por el burocratismo en que se está actuando en mi caso, y sólo obtuve la siguiente respuesta en mi correo electrónico: C. RICARDO ESPEJEL ARELLANO 
Estimado ciudadano
En atención a la denuncia que realiza, me permito hacer de su conocimiento que se registró en el portal web de la Institución bajo el número de pre- denuncia  34220/2012 Fecha de Alta (dd/mm/aaaa) : 15/03/2012.
Denuncia que se remitirá para su prosecución y perfeccionamiento legal a la Fiscalía Especializada para la atención de Delitos Dolosos cometidos por Servidores Públicos.  Con independecia de esta medida, de manera respetuosa dejo a su consideración el entrevistarse con el Lic. Luis Toledo Ponce, Jefe de la Unidad de Investigación J3 en Valle de Chalco.

En espera de que la información sea útil y oportuna.

  1. PROCURADOR:

Espero poder tener una respuesta a esta solicitud, y que a la brevedad posible pueda recibir el documento de la liberación de mi auto y pedirle que los funcionarios bajo su mando actúen con más honestidad y transparencia, que ya no pidan dinero por cada trámite que tenemos que realizar.

Porque es muy lamentable que mientras el gobernador Eruviel Ávila Villegas lucha por transparentar su gobierno y hacerlo más ágil, los funcionarios a su mando hagan lo que les plazca. Yo sé que usted no es el responsable de los actos de corrupción de sus subalternos, pero como su jefe si los puede obligar a que actúen con honestidad y si no pues métalos a la cárcel. Porqué los ciudadanos comunes y corrientes no tenemos porqué seguir siendo sus víctimas.

Y le ruego pudiera intervenir para que me liberen mi auto lo más rápido posible, y ya no entregarles más dinero a los señores de las grúas pues no considero justo que les tenga que pagar más, por un trámite que considero se debía hacer en el ministerio público máximo en ocho días hábiles y ya cumplió un mes y no se puede resolver.

En la agencia del M.P. hay personas que tienen hasta cinco meses esperando la liberación de sus vehículos, en casos similares al mio. Y también le pido que investigue el burocratismo de esa dependencia, porque están dañando a muchas familias.

Señor Procurador: Haga historia y acabe con tanto burocratismo e ineficiencia en las agencias del Ministerio Público de la PGJEM. Ya ve lo que ha pasado últimamente en la dependencia a su cargo y que hasta en las televisoras se han ventilado casos como el de “El Coqueto” que demuestra fehacientemente los errores e ineficiencia de sus subalternos.

Atentamente.

Ricardo Espejel Arellano.

Periodista

 Vicepresidente Zona Valle de México de CONAPE

Presidente de la Asociación de Periodistas del Oriente del Estado de México. (APOEM)

Inline
Inline