¡Ay Nanita!

Por Ricardo Herrera Solís

*Los diputados federales se otorgaron último bono por mil mdp ¡nada más!

*Asambleístas del D.F. también tienen su bono de despedida por 10 mdp

*Nuestra economía dicen que está muy bien, pero la familiar cada día peor

*Deben hacer auditorías a los exalcaldes y si hay desfalco ¡qué paguen!

*Exigen priistas de Naucalpan expulsar del partido a Azucena Olivares

Y ahora nos encontramos que para auto- premiarse por sus “servicios a la Patria!” los diputados federales salientes se asignaron un bono por 2 millones de pesos para cada uno; el concepto es “fondo de ahorro, dietas y parte proporcional de aguinaldo”! para pagar ése bono erogarán mil millones de pesos. En los pasados cuatro meses, últimos de la actual legislatura de mayo a agosto, cada uno habrá cobrado 593 MIL 728 PESOS por dietas y apoyos, lo que de suyo es un insulto porque en esos meses sus actividades de simulación “legislativa” han sido nulas. De ese monto, 295 mil 640 pesos corresponden a su dieta más 183 mil pesos de asistencia legislativa y 115 mil 88 pesos de “atención ciudadana” por diputado. El nuevo bono asignado está libre de impuestos y va directamente a las cuentas personales de cada diputado por lo que no tienen obligación de transparentar el uso que darán a esos recursos, salidos del bolsillo de todos nosotros. A principios de agosto también se entregará a los “diputados” otro monto correspondiente a lo que hayan “ahorrado” durante la legislatura. Dicho monto puede ser hasta el 12 por ciento de su dieta, esto es, 12 mil 645 pesos mensuales, sin embargo, la Cámara –o sea el erario– duplica esa cantidad. Es decir, cada diputado federal podría “ahorrar” 455 mil 220 pesos en los tres años de la Legislatura, lo que se traduce en 910 mil 440 pesos que obligarán a los mexicanos a entregarle. No obstante, la cantidad se elevaría a un millón 200 mil pesos por legislador considerando los “rendimientos” generados durante los tres años. Lo anterior nos demuestra que los legisladores federales aparte de que no trabajan mucho, aparte destinan recursos por conceptos que ni siquiera en la Ley Federal del Trabajo existen, por eso la desesperación de muchos alcaldes o diputados locales por llegar a la Congreso de la Unión, dado que logran millones de pesos para su beneficio personal.

Los 66 diputados que conforman la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se aprobaron un bono por 9.9 millones de pesos que corresponden al finiquito de su gestión. Los asambleístas locales terminarán su labor en septiembre, pero cobrarán hasta el mes de diciembre. A cada uno de ellos le corresponderá la cantidad de 150 mil pesos. Así lo confirmó el presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados Covarrubias (PRD), quien anunció que para evitar especulaciones sobre desvío de recursos públicos, solicitará la realización de auditorías externas para dar transparencia a la transacción frente a los capitalinos. Adicionalmente, los asambleístas salientes recibirán la parte proporcional que les corresponde como pago de aguinaldo. Además con anterioridad, algunos legisladores locales aceptaron ingresar a un fondo de retiro otorgado por una empresa privada, el cual consiste en un descuento a su dieta mensual —68 mil 893 pesos— de 10% o menos, según el porcentaje adquirido por el asambleísta. Es decir, a cada legislador que decidió ingresar a este fondo de retiro le tocará alrededor de 100 mil pesos, pues la empresa privada contratada pagará 100% de la cantidad de su dieta aportada mensualmente. Aumento justificado. El coordinador de la bancada del PRD indicó que la legislatura contará con una bolsa económica de 500 millones de pesos —superior a la recibida hace tres años— para amortiguar el pago de los tres meses restantes a los diputados locales antes de la aprobación del próximo presupuesto para el organismo. “Hay que decir que durante este ejercicio hubo un incremento de 200 millones de pesos al presupuesto de la Asamblea. Pasamos de mil 700 millones autorizados de 2013 a 2014 para pasar a mil 900 de 20014-2015”.se justificó el aumento de los 200 millones de pesos por la liquidación de los trabajadores, así como por el incremento a los niveles de la clase trabajadora, así como con el retiro que por ley corresponde a los empleados, incluidos los diputados. Caray ni duda cabe que los diputados locales, federales y ahora los Asambleístas se dan una excelente vida a costa de nuestros impuestos; los perredistas siempre se quejaban de los diputados priistas y panistas que se robaban el dinero del pueblo, eso se les olvido en cuanto llegaron al poder y ahora hacen lo  mismo mucho peor.

El gobierno federal manifiesta que nuestra economía se encuentra muy bien y que inclusive se van creando más fuentes de empleo porque empresas extranjeras están invirtiendo en nuestro país, inclusive nuestra reserva de dólares en esta última semana la cantidad de dólares acumulados. Al 19 de junio el saldo de la reserva internacional fue de 193,181  millones de dólares, lo que significó una baja semanal de 57 millones de dólares; pero al parecer la ciudadanía no las tiene todas consigo, porque a pesar de que se había dicho por parte del titular de Hacienda Luis Videgaray Caso, de que no habría aumento en los impuestos en lo que resta del presente año, pues a partir de Julio comienzan a cobrar 16% de IVA a todos la comida rápida, lo anterior representa un golpe a la clase baja y media baja, porque millones de obreros, empleados y trabajadores deben comer en la calle y por ende gastan un 35% de su salario diario en la compra de alimentos. Ahora deberán todos llevar sus tortas, sándwiches, quesadillas, etc. Hechos en casa, para no pagar más en tiendas y otros comercios  como lo hacen diariamente. El titular del SAT Aristóteles Sandoval señaló que ya se pagaba el IVA  desde hace tiempo, pero que algunos otros establecimientos no lo pagaban y por ello el aumento antes mencionado (nosotros que culpa tenemos). Con lo anterior ya ¿todos los que compremos comida rápida, debemos de pedir una factura en comercios y     tiendas de autoservicio por una simple torta?

Ya terminaron las elecciones y salieron electos los nuevos presidentes municipales que inician su administración hasta el 2016, esto es quedan 6 meses de las actuales administraciones y por lo mismo es cuando se deberían hacen auditorías con el objetivo de que no haya más pérdidas económicas en los ayuntamientos y que los ahora exalcaldes puedan entregar cuentas claras y transparentes, así se podría volver a tener confianza en los políticos. Cada 3 años sucede lo mismo las deudas aumentan y cuando se inicia un nuevo gobierno en los municipios, lo primero que se encuentran son las arcas vacías, es necesario que se pongan a trabajar los contralores en cada una de las tesorerías y hagan las revisiones necesarias para evitar más desfalcos y si encuentran algunos, pues que quienes los cometan que paguen con sus bienes y cancelarles sus cuentas bancarias. ¡Ya basta que seamos los ciudadanos quienes paguemos los atracos que cometen muchos alcaldes, diputados, gobernadores, etc. Hemos visto ahora que comienza el último semestre de los gobiernos municipales que el presupuesto del presente año, no sabemos cómo lo vienen empleado, porque cuando se llega a solicitar información al respecto, nadie sabe nada. Como ciudadano todos tenemos el derecho de saber de qué manera los gobiernos están trabajando y lo que hay en cuánto a deuda pública municipal y cómo la vienen pagando. De acuerdo con los datos que se manejan en el Congreso del estado, las deudas de los municipios mexiquenses ascienden a más de 16 mil millones de pesos, y en muchos casos los empréstitos ya rebasan el 40 por ciento del presupuesto anual, violando así la normatividad legal, ya que los pone prácticamente en la insolvencia. Los municipios más endeudados son Ecatepec con más de mil 400 millones de pesos: Naucalpan con mil 200, Izcalli con mil 100, Atizapán con 900 millones,  Coacalco con más de 600, Toluca y Tlalnepantla con poco más de 500 millones y Huixquilucan con 450 millones aproximadamente, aunque existe demarcaciones más pequeñas con montos inferiores a estos, pero que presionan más las finanzas municipales como Zinacantepec y Los Reyes La Paz. Militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esta localidad, exigieron a las dirigencias municipal y estatal y nacional de éste instituto político expulsar a “traidores”, toda vez que en los pasados procesos electorales del 7 de junio, “jugaron chueco” al partido que les dio oportunidad de acceder a cargos de elección popular y pese a ello, votaron en contra de éste.

Tal es el caso de la ex presidenta municipal, Azucena Olivares Villagómez, quien por cierto aún enfrenta una demanda legal interpuesta por el Sindicato único de Trabajadores del Estado y sus Municipios (SUTEyM) (por el desvió de recursos públicos de prestaciones de los trabajadores sindicalizados e un monto superior a los ocho millones de pesos) en el municipio naucalpense y la de su esposo, Guillermo González Martínez, quienes apoyaron política y económicamente al abanderado del Partido Acción Nacional (PAN) a la alcaldía de este lugar, Edgar Olvera.

Muchos son los simpatizantes del PRI que piden a la dirigencia municipal, estatal y nacional la expulsión de la exalcaldesa de Naucalpan Azucena Olivares Villagómez y su esposo Guillermo González (El Chattanooga) por haberle brindado apoyo político y económico al candidato electo panista Edgar Olvera, lo cual consideran que es una traición al tricolor, dado que precisamente por la aspiración que siempre tuvo por llegar a la presidencia municipal naucalpense por parte de Memo González; por lo tanto es que ahora hicieron todo lo posible porque perdiera David Parra (candidato del PRI) lo cuál lograron. Inclusive mencionan que la dirigencia del SUTEYM piensa seguir con la demanda penal que tienen contra la expresidenta Olivares por un desvió de recursos del personal sindicalizado que alcanza los 8 millones de pesos. Pero por otra parte la hija de éste matrimonio Irazema González Olivares logró el triunfo para una diputación local en Naucalpan. Ante lo anterior se considera un poco difícil que se pueda lograr hacer algo al respecto, porque la misma diputada local electa no dejará que hagan nada contra sus padres, Situaciones como la anterior se dieron varios casos en las pasadas elecciones, dónde algunos políticos del tricolor ayudaron económicamente a los candidatos de la oposición, todo porque no fueron tomados en cuenta para alguna candidatura a puestos de elección popular. El juego sucio dentro de la política es lo más normal. Cualquier crítica, sugerencia se puede dirigir con nosotros : aynanitaricardo@gmail.com; aynanitaricardo@yahoo.com.mx o coinsulte la página web www.elinformadoranalitico.netMilitantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esta localidad, exigieron a las dirigencias municipal y estatal y nacional de éste instituto político expulsar a “traidores”, toda vez que en los pasados procesos electorales del 7 de junio, “jugaron chueco” al partido que les dio oportunidad de acceder a cargos de elección popular y pese a ello, votaron en contra de éste.

Tal es el caso de la ex presidenta municipal, Azucena Olivares Villagómez, quien por cierto aún enfrenta una demanda legal interpuesta por el Sindicato único de Trabajadores del Estado y sus Municipios (SUTEyM) (por el desvió de recursos públicos de prestaciones de los trabajadores sindicalizados e un monto superior a los ocho millones de pesos) en el municipio naucalpense y la de su esposo, Guillermo González Martínez, quienes apoyaron política y económicamente al abanderado del Partido Acción Nacional (PAN) a la alcaldía de este lugar, Edgar Olvera.

Militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en esta localidad, exigieron a las dirigencias municipal y estatal y nacional de éste instituto político expulsar a “traidores”, toda vez que en los pasados procesos electorales del 7 de junio, “jugaron chueco” al partido que les dio oportunidad de acceder a cargos de elección popular y pese a ello, votaron en contra de éste.

Inline
Inline