Agrarismo institucional y transformador: origen de la CNC Veracruz

Por Fernando Hernández Flores

El Estado de Veracruz es el pilar que da cimiento para la construcción de las Ligas Agrarias del país, de la Liga Nacional Campesina y de la Confederación Nacional Campesina –CNC-. Veracruz es la puerta del agrarismo legalizado, porque es aquí donde surgen las normas que regirán la vida de las campesinas y campesinos del país. El sueño de Emiliano Zapata y Francisco Villa por defender a los más desprotegidos, a los desherados, a los explotados, es sintetizado en el reconocimiento de sus derechos a poseer la tierra, ya que por principio les pertenecía. Es en el Estado de Veracruz donde se dan a conocer la Ley Agraria del 6 de Enero de 1915 y la acertada inclusión del tema agrario en el artículo 27, en la Constitución de 1917. “La tierra es de quien la trabaja” y quien la trabaja tiene derecho a los beneficios que de ella emanen, por lo que es necesario fortalecerse de instituciones que participen en ese andamiaje transformador.

La mayoría de los mexicanos desconocía que había que otorgar tierras a los indígenas y campesinos, el paso era destituir los grandes latifundios, las exhaustivas haciendas o posesiones de tierras se tenían que fragmentar y por la vía institucional, hacerlas legales a través del ejido. Siendo los agraristas veracruzanos como Úrsulo Galván Reyes, José Cardel, Sostenes Blanco, Carolino Anaya, entre otros, iniciadores del movimiento social agrarista desde antes de 1923, asesorados atinadamente por Manuel Almansa. Fueron formando comités particulares agrarios en diversas regiones del Estado y de manera natural se ganaron la simpatía de miles de campesinos, que los fueron viendo como los defensores del campo. Sixto Adalberto Tejeda Olivares, gobernador de los veracruzanos por aquellos años, simpatizaba totalmente con los agraristas porque era una causa justa por la que luchaban, facilitando en sí que se cumplieran las leyes y que ellos tuvieran derecho a sus terrenos ejidales. Es lógica la resistencia de los poderosos, pero al final de cuenta, ya con una institución aprobada por el ejecutivo local y que se le llamó Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de Veracruz, fundada en el primer congreso estatal agrario realizado el 21, 22 y 23 de marzo de 1923. Esto indicó que no había marcha atrás, todo caminaba por el rumbo correcto. La Liga de Comunidades Agraria y Sindicatos Campesinos del Estado de Veracruz desde su origen es la institución –la casa de todas y todos los campesinos- que da soporte a la base y la base es el motor que la mueve, cuidando no perder el equilibrio, porque su propósito es transformar al campo, reconocer los derechos de los trabajadores del sector agrario impulsando una política social, económica y estructuralmente incluyente.

A más de nueve décadas de su nacimiento, la Liga de Comunidades Agrarias debe emprender un nuevo rumbo siendo institucional y democratizadora, considerando el proyecto transformador que los tiempos exigen. No podemos permitir que la CNC de Veracruz quede en el anonimato, sino que en las alianzas afines construyamos juntos esa organización moderna, de empuje, de renombre, de referencia para muchos, siendo por ese camino donde podremos darle el nuevo rostro social que unirá a las campesinas y campesinos.

La CNC de Veracruz es heredera de grandes victorias, quien ama a la organización deberá permitir la conciliación, el acuerdo y la legitimidad por la vía justa y armonizadora. Tenemos un líder nacional en la CNC, el Senador Manuel Cota Jiménez que nos marca la pauta y envía sus señales, estén muy pendientes al llamado de su organización para la renovación estatal de la misma, que mejor que sea en un ambiente de estabilidad y hermandad porque en la CNC de Veracruz hay CNC para todos. La CNC retomará su rostro social considerando en sí, la defensa de la base que nos dio origen como institución. Trabajaremos de la mano con los líderes agraristas de las instituciones como son Enrique Peña Nieto y Javier Duarte de Ochoa y con nuestro líder máximo del agrarismo nacional, Manuel Humberto Cota Jiménez. Son los tiempos adecuados para transformar al campo.

Paxkatkatsini. venandiz@hotmail.com Twitter @tepetototl

Inline
Inline